Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Ciudades inteligentes en México

En 2020 se invertirán 34.35 mil millones de dólares a nivel mundial en este rubro.

Compartir:

sensores

El terreno digital se encuentra en una fase de consolidación como mecanismo para que se desarrollen y comercialicen la mayoría de las industrias de cara a la década entrante, de tal modo que la generación de ciudades inteligentes se convierte en un punto clave para que la conectividad detone este impulso.

Datos de Navigant Consulting indican que durante 2016, las regiones que lideraban proyectos de ciudades inteligentes era Europa con 84, seguida de Asia Pací co con 74, Norteamérica con 46, Medio Oriente y África con 31 y, en última posición América Latina con 17.

La conectividad en masa que representa una ciudad inteligente fomentará la incursión de la inversión privada en múltiples instrumentos para dotarlos de inteligencia.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sostiene que la región de América Latina y el Caribe presenta una potencial área de oportunidad derivado de que el 80 por ciento de sus habitantes radica en ciudades; a su vez, esto también significa grandes retos, ya que la planificación, administración y gobernanza de las ciudades sostenibles, maximiza las oportunidades económicas y minimiza los daños al medio ambiente.

Asimismo, refiere el BID, una ciudad inteligente que utiliza las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y otros medios mejora la toma de decisiones, la eficiencia de operaciones, la prestación de servicios y la competitividad; pues genera un espació más seguro, incentiva soluciones creativas, genera empleos y reduce las desigualdades.

México cuenta con un 79 por ciento de urbanización según el instituto; en el país se llevó a cabo la licitación así como las primeras fases de la Red Compartida, el proyecto público-privado que permitirá conectar más del 90 por ciento del país de cara a la mitad de la década entrante; que dentro de sus objetivos es detonar el internet de las cosas, lo que favorece las ciudades inteligentes en el país.

Roger Alarcón, CEO y fundador de GurúComm.

Dentro de este proyecto, a cargo de Altán Rédes, ya se han firmado contratos para que diversas empresas comiencen a ofrecer sus servicios, uno de ellos es GurúComm, Roger Alarcón, CEO y fundador de la firma de telecomunicaciones señaló que este tipo de desarrollos permiten la generación de nuevos competidores en el mercado que de otra forma era imposible conformar una empresa.

La conectividad en masa que representa una ciudad inteligente fomentará la incursión de la inversión privada en múltiples instrumentos para dotarlos de inteligencia, sin embargo, Alarcón reconoce que también existe un reto por conquistar, se trata de asegurar un buen uso de los datos de las personas a n de evitar el robo de información, es por ello que una regularización se vuelve fundamental para garantizar el consumo.

En tanto, Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (The CIU) indica que se trabaja una agenda digital nacional y urbana en la que uno de los pilares importantes son las ciudades inteligentes; dentro de la misma, se percibe que el capital humano no es una barrera para la construcción de estas urbes, pero desde el marco institucional se presenta un rezago, ya que no se está alineado para operación educativa, cultural, productiva, social, de transporte, entre otras.

A su vez, Carlos Hernández, director de análisis de The CIU, recalcó que para que se realice una transición digital completa no se deben solo impulsar uno de los elementos, sino toda una conectividad que incluya contenidos, habilidades digitales, redes. De tal modo que en caso de que no se tenga la capacidad de conectar todos los dispositivos, gadgets y demás, “la ciudad inteligente quedaría un poco tonta”.

LA POSICIÓN DEL MERCADÓLOGO
Como hemos visto, la implementación de una ciudad inteligente exige la combinación de esfuerzos y conocimientos diversos. Motivo por el cual el mercadólogo enfrentará retos sumamente importantes ya que esta transición implica una verdadera revolución cultural, que obliga a realizar modificaciones de hábitos y comportamientos.

Esto requiere que los profesionales del marketing estén en una capacitación continua a fin de convertir a las personas, tanto de la industria como la población, en participes de la transformación de la ciudad, y por otra parte, analizar los datos que se consumen a n de otorgar los productos y servicios que se requieran en esos momentos.

Otros artículos exclusivos para suscriptores