Cine y Big Data: la historia detrás del éxito de The Revenant

Imagen: Bigstock

Para nadie es sorpresa que la mayoría de las industrias en el mundo están utilizando las herramientas tecnológicas más avanzadas para implementar estrategias de marketing efectivas que les ayuden a predecir el comportamiento de los consumidores, y Hollywood no es la excepción. 

La industria cinematográfica es un gran negocio que no puede permitirse quedar fuera de las tendencias de investigación de mercados, y por ello algunos grandes estudios y corporaciones están usando el big data para analizar lanzar productos que tengan un mayor impacto en los espectadores.

De acuerdo con Dan Tynan para Yahoo Tech, la más reciente y laureada película de Alejandro González Iñárritu, The Revenant, es un buen ejemplo de ello, pues los estudios Fox se asociaron con la compañía de bioanálisis y software Lightware para medir cómo las audiencias reaccionarían ante el film.

Tynan señala que Lightwave analizó las reacciones de unos 100 cinéfilos en cuatro ciudades estadounidensese (Chicago, Boston, Philadelphia y Washington, D.C.) que fueron a ver una proyección de The Revenant exclusiva para la prensa. Los cinéfilos llevaban puesta una pulsera inteligente diseñada para medir reacciones físicas como el pulso cardiaco o la temperatura corporal.

Estos dispositivos encontraron 15 momentos durante la película en los que la audiencia estudiada presentó una reacción denominada Fight-or-flight-response, que de acuerdo con la Universidad de Nottingham se refiere a una respuesta psicológica que se activa cuando sentimos una emoción fuerte, como el miedo o la ansiedad, que le dice a nuestro cuerpo que debemos luchar, huir o paralizarnos.

El primer momento en el que la audiencia presentó esta reacción ocurrió en el minuto 26 de la película, que es en el que (¡Cuidado! Spoiler Alert) DiCaprio se enfrenta con el oso grizzly que casi lo mata.

Las pulseras inteligentes también indicaron que la audiencia permaneció paralizada, es decir, no presentó movimiento alguno, durante más de 76 de los 156 minutos que dura la película, al final de los cuales, Lightwave había recolectado “cientos de millones de datos”, dijo Rana June, CEO de la compañía a Yahoo.

Todos estos datos ayudaron a comprender a Fox Studios la magnitud de la reacción que The Revenant podría causar a una audiencia mucho mayor, y cómo establecer las mejores estrategias de marketing para comercializarla, y aunque únicamente se trata de indicadores a nivel físico, el éxito de la película tras su lanzamiento confirma que los datos de Lightwave eran certeros.

Hay otros ejemplos del uso del big data para analizar el comportamiento de las audiencias. Uno muy claro es Netflix. En septiembre pasado, la compañía reveló que mediante el análisis de los datos globales de streaming, pudo  conocer exactamente en qué momento los espectadores se enganchan a una serie. “Resulta que cuando los anuncios publicitarios y los horarios fijos de programación desaparecen, y además los consumidores pueden elegir ver una temporada completa como quieren, se puede ver cómo nacen los nuevos fanáticos de una serie. Dicho de otra forma, el 70 por ciento de los espectadores que vieron el episodio gancho continuaron y complementaron la primera temporada, es decir, los miembros se engancharon y no hubo marcha atrás”.