• Muchas de las imágenes racistas de estas marcas han estado presentes en sus logos desde mediados del siglo XX

  • Asimismo, desde hace años que se les ha demandado a las empresas cambiar su representación de estas comunidades

  • Sin embargo, no ha sido sino hasta la crisis por el asesinato de George Floyd que las compañías lo están considerando

Hace unas semanas explotó en Estados Unidos (EEUU) uno de los movimientos de mayor impacto en la historia del país en torno a la lucha contra el racismo. Empresas como Pinterest y Facebook están en medio de una crisis por la forma en la que han respondido a este tema. Otras marcas, al estilo de Discovery, se han subido a la tendencia para atraer clientes hacia su contenido. Incluso en México el tema logró volverse tendencia gracias a Conapred y Giovanni.

Sin embargo, han sido pocas las marcas que han podido escapar a la crisis. De acuerdo con The Guardian, a muchas empresas que han dedicado recursos a la lucha contra el racismo se les ha acusado también de hipócritas por ciertos escándalos en el pasado. The Atlantic critica que la mayor parte de los mensajes son tan genéricos que no generan un verdadero cambio. A eso se debe sumar la presión que, según el Financial Times, se puso sobre todo el mercado.

Pero tal vez el mayor reto para las marcas es qué tan ampliamente se ha institucionalizado el racismo. Hay compañías que están en medio de una crisis porque su misma identidad como negocio preserva algunos de los problemas discriminatorios contra los que protesta el público. Por supuesto, este fenómeno ha puesto contra las cuerdas a un sinfín de reconocidas marcas. Y por desgracia, no todas se han dedicado a hacer algo para solucionar esta difícil situación:

Aunt Jemima: Una crisis de marca para PepsiCo

Tal vez el caso más icónico de los últimos días es el de esta clásica marca de hot cakes. Hace solo unas horas que Quaker, propiedad de PepsiCo, anunció que se iba a cambiar el logo de Aunt Jemima, pues preserva muchos estereotipos raciales nocivos. Se espera que la nueva imagen de este bien de consumo se refleje a partir del último trimestre de 2020. La noticia se volvió rápidamente viral a lo largo de todo el mundo a través de redes sociales por su peso.


Notas relacionadas


Uncle Ben: La pesadilla de Mars Food

Al igual que Quaker con Aunt Jemima, esta compañía anunció hace poco que se iba a cambiar el logotipo de su icónica marca de arroz. Esta decisión también parte de la crisis causada por las protestas ante el asesinato de Floyd en EEUU. Mars Food aceptó que no sabe cómo o en qué momento se van a poder reflejar estos cambios, contrario a PepsiCo. Sin embargo, sí dijo que reconoció que ya es la hora de “evolucionar el producto, incluyendo su identidad visual”.

Cream of Wheat: Otra crisis, pero para B&G

Más adelante en el día, de acuerdo con el New York Times, también se anunciaron cambios radicales en otro bien de consumo. La crisis alcanzó a Cream of White, una marca de porridge que a lo largo de los años también fue criticada por el uso de un personaje afro-descendiente en sus empaques. Según B&G, se está conduciendo una revisión de la identidad visual para el producto. Tampoco tienen fecha o diseño específico para no contribuir al racismo sistémico.

Land O’Lakes: Una decisión que se adelantó a las protestas

No todos los escándalos de racismo giran en torno a la comunidad afro-descendiente. A la vez hay un sinfín de marcas que han estado en crisis por el uso de estereotipos de los americanos nativos. Entre ellas se destaca la mantequilla Land O’Lakes. Sin embargo, de acuerdo con el New York Times, desde abril que reveló otra imagen, más respetuosa, para sus empaques.

Washington Redskins: La crisis de marca que se rehúsa a cambiar

Como lo apunta el Washington Examiner, desde hace años que se le ha pedido a este equipo de fútbol cambiar su logo, por su representación estereotípica de los nativos americanos. Sin embargo, hasta el momento los Wahsington Redskins se han negado a hacer la transición. En medio de la crisis por las protestas de George Floyd, el tema ha vuelto a resurgir, con todavía más fuerzas. Y según Sports Net, incluso el alcalde de la capital de EEUU se unió a la petición.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299