Cinco grandes retailers le piden a sus clientes: dejen sus armas afuera

Walgreens, CVS y Wegmans se unieron a Walmart y Kroger en la cruzada contra el uso de armas en el interior de las tiendas minoristas de los Estados Unidos.

Bigstock
  • El último tiroteo en el interior de un Walmart precipitó la decisión  

  • Mientras más retailers se sumen, más efectiva será la medida

  • El uso de armas de forma libre es un gran problema en los Estados Unidos 

El retail más grande del mundo por facturación, Walmart, las dos farmacias más importantes de los Estados Unidos, CVS y Walgreens, y los supermercados Wegmans y Kroger, se alinearon esta semana en una decisión que podría ser imitada por el resto de los minoristas de ese país para ayudar a controlar el uso de armas.

Así es, los cinco retailers, en una decisión inédita, se pudieron de acuerdo para pedirle a los clientes que dejen sus armas afuera o que no no las porten a la vista de todos cuando ingresen a sus salones de venta.

A esta modalidad la implementarán en los estados donde el transporte abierto de armamento es legal en el país que gobierna Donald Trump.

La decisión representa un cambio importante en la forma en que los minoristas se están posicionando en el debate sobre el uso libre de armas.

Nueva posición del retail

Walgreens, CVS y Wegmans anunciaron esta nueva política corporativa este jueves, luego de los anuncios de Walmart y Kroger del día anterior.

En un comunicado, CVS dijo: “Apoyamos los esfuerzos de las personas y los grupos que trabajan para prevenir la violencia armada, por eso revisamos nuestras políticas y procedimientos, para garantizar que nuestras tiendas sigan siendo un ambiente seguro”.

Una aclaración: todos los minoristas seguirán permitiendo que los policías y guardias de seguridad privados, así como miembros del ejército de los Estados Unidos, porten armas de fuego abiertamente.

La presión sobre el retail es cada vez mayor para que ayuden a prevenir la violencia armada. Todo se precipitó especialmente después de una serie de tiroteos masivos en las últimas semanas, incluido uno dentro de un Walmart en El Paso, Texas.

Todas estas compañías tienen miles de tiendas en lugares donde los clientes se pueden oponer a estas restricciones, por lo que se exponen a boicots, pero al hacerlo en forma alineada, se aseguran que sus competidores no sacarán ventaja de la decisión.

Shannon Watts, fundadora del grupo de defensa Moms Demand Action, que ha pasado años presionando a estas y otras compañías para que dejen de permitir el transporte abierto, le dijo a CNN Business que esta prohibición “envía una señal cultural muy fuerte de que las compañías” y muestra que “están apoyando la seguridad de las familias”.

“Saben que muchos de sus clientes están con ellos en esto, quieren estar en el lado correcto y también saben que estas acciones son buenas para los negocios”, dijo Watts.

Junto con la decisión del ingreso, Walmart anunció que dejaría de vender algunas armas y municiones, y que comenzaría a presionar a los funcionarios para adoptar leyes más estrictas.

La poderosa NRA contra Walmart

Hubo una respuesta de la poderosa NRA (The National Rifle Association of America), el organismo que defiende el libre uso de armas en los Estados Unidos.

Esta organización ha dicho siempre, en defensa del uso, que “la gente respetuosa de la ley con armas” son la mejor protección contra los “tipos malos con armas”.

Wegmans dijo en un comunicado que su nueva política tiene como objetivo “mantener a los clientes y empleados más seguros y ayudarlos a sentirse más cómodos en sus tiendas”. “Alguien con una pistola puede generar alarma, y no queremos que nadie se sienta así en Wegmans”, dijo la compañía.

Bigstock

Otros podrían sumarse

La decisión de las cinco grandes podría ser replicada por el resto. En un comunicado, la Federación Nacional de Minoristas (NRF) señaló que las empresas están adaptando constantemente sus políticas de seguridad, aunque no dio directivas para que hagan lo mismo. “Las empresas pueden optar por solicitar que los clientes eviten portar armas de fuego abiertamente, pero es una decisión que la NRF deja la tome cada retail de forma individual”, dijo la organización.

Market share de las 100 compañías con más ventas de armas, por país. Statista. 2017.

Lo que no está claro es cómo las empresas harán cumplir la decisión y evitarán que los clientes lleven armas abiertamente en sus tiendas. En Texas, por ejemplo, las empresas que les prohíben a los clientes portar armas deben colocar grandes carteles en inglés y español en la parte delantera de sus tiendas que lo indiquen claramente.

Además, deben tener un cartel distinto si también se prohíbe el transporte oculto.

Las empresas pueden optar por pedirles a los clientes que abandonen sus instalaciones si violan la política, o pueden llamar a la policía si la situación lo amerita.

Walmart dijo que adoptará un enfoque “no conflictivo” para hacer cumplir la nueva política colocando carteles afuera de las tiendas anunciando la solicitud.