• El Instituto Nacional de Estadística y Geografía cree que una cuarta parte de la población está compuesta de millennials

  • De acuerdo con PwC, esta generación representará el 50 por ciento de la fuerza laboral para 2020

  • Según Deloitte, cuatro de cada 10 jóvenes de este segmento planean dejar sus lugares de trabajo en menos de dos años

La compañías ya están tratando de descifrar a la Generación Z. Las marcas quieren saber cómo utilizan sus smartphones, qué tipo de experiencias les atraen y, en general, entender qué los diferencia de las poblaciones a las que están acostumbradas. Pero este esfuerzo se da en un contexto en donde todavía ni siquiera entienden a sus predecesores, los millennials. Las empresas todavía están descubriendo sus hábitos de compra, intereses y costumbres.

Más grave aún, las compañías aún no parecen entender cómo aprovechar las aptitudes de los millennials en el trabajo, a pesar que desde 2015 son la principal fuerza laboral. Entrepreneur cree que la generación tiene habilidades muy valiosas para las organizaciones. A la vez, son ampliamente explotados, se les considera apáticos y enfrentan un panorama muy negativo.

Para las empresas es prioritario cambiar el entorno de trabajo de los millennials. Su felicidad no solo tiene efectos determinantes en la productividad de las organizaciones. Además, una mejor gestión de esta población permitirá desencadenar su verdadero potencial económico. Y según Colegium, para lograr este objetivo es necesario aplicar cinco estrategias:

Ser transparentes con los millennials

Una persona puede trabajar con mayor determinación, entusiasmo y efectividad si sabe qué se espera de ella, cómo impacta su trabajo a la organización y cuál es el objetivo general. Pero este principio es especialmente importante para los jóvenes trabajadores millennials. No solo se debe fomentar un fuerte sentido de propósito hacia su labor en la empresa. También debe existir un correcto flujo de información para que puedan ver que existe un camino claro.

Fomentar la retroalimentación continua

Así como para los millennials es fundamental que exista una comunicación clara y franca dentro de la organización, también esperan lo mismo en revisiones de desempeño. Para esta población es muy importante saber cómo están realizando su trabajo y si están cumpliendo las expectativas. Asimismo, quieren sentir que su opinión es genuinamente tomada en cuenta. Así pues, también es crucial que exista la oportunidad para calificar a sus superiores y directores.

Crear un liderazgo promocional

Ya se dijo que los millennials ansían que su entorno de trabajo les de un propósito de vida. Pues esta necesidad también debe expresarse a través de las personas a las que responden. Sus jefes no deben ser simples supervisores que se aseguren de cumplir sus funciones en la organización. Deben ser figuras inspiradoras que los motiven a ser mejores personas, no solo empleados eficientes. Esto es crucial para elevar los niveles de moral y motivación.

Procurar la similitud entre los ideales de los colaboradores y la compañía

Desde 2013 que se habla de una cultura organizacional y su importancia para el éxito de negocio. Todos los millennials, así como las marcas, tienen una serie de principios y aspiraciones distintos. Al momento de contratar talento, no solo se debe procurar que los candidatos cumplan con una lista de habilidades. También deben tener una alineación similar a la de la empresa. Así, podrán tener un sentido de pertenencia que aumentará su productividad.

Realizar capacitaciones continuas

Una inteligente estrategia de negocio es reinvertir parte de las ganancias del negocio de vuelta en la compañía. Así fue como Amazon llegó a ser el enorme imperio retail que es hoy en día. Y lo mismo aplica para las empresas que emplean millennials. Las marcas que dedican recursos a que su gente esté más preparada permiten el desarrollo de carreras profesionales más productivas. Además, multiplican sus ganancias porque tienen colaboradores más capaces.

loading...