Cierre de The Limited acentúa crisis de retailers de ropa en EE.UU.

Christmas Sale Tags in Retro Style with Xmas Decoration. Winter Sell-out Labels Collection. Vector Illustration.

El estancamiento en las ventas de los retailers de ropa en los Estados Unidos alcanzó a la cadena The Limited.

La tienda, especializada en la venta de ropa casual y formal para mujeres, oficializó el cierre de sus 250 tiendas en ese país, a llevarse a cabo el domingo 8 de enero.

Esta situación se previó desde los primeros días del año, luego de reportes que señalaban algunas sucursales ubicadas en Ohio, Florida, Wisconsin e Indiana pusieron en liquidación la totalidad de su inventario.

Al respecto, Sun Capital Partners, dueña del retailer, dio a conocer que la tienda en línea se mantendrá, al tiempo que evaluará las estrategias a seguir sobre la propiedad intelectual de la empresa.

El crecimiento de las ventas en línea es visto como una de las principales causas de este fenómeno.

De acuerdo con Statista, en 2016 más de 958 millones de usuarios de internet compraron alguna prenda de vestir por esta vía, alcanzando un promedio de compra de 229.27 dólares.

En ese rubro, los dominios con sede en China y Estados Unidos tuvieron las mayores ganancias. Amazon, de hecho, es considerada la marca de retail más valiosa en la actualidad.

Por ello, Statista prevé que este sector siga en crecimiento. Para 2020, estima ingresos aproximados a los 392 millones de dólares, lo cual augura más problemas para las cadenas de tiendas de ropa en todo el mundo.

Ya los primeros días de 2017 han presentado enormes dificultades para algunas de las tiendas más importantes en Estados Unidos.

El pasado miércoles, Sears también anunció el cierre de 19 sucursales debido a su baja rentabilidad. Ya en 2015 había vendido otras 235 tiendas ante el declive de sus ganancias.

Del mismo modo, Macy’s reveló que debido a las bajas ventas en sus sucursales durante la temporada de fiestas obligará a la reducción de costos. Estimó que por esta causa deberá recordar al menos 10 mil empleos, según el Washington Post.

El Post también recuerda que en marzo del año pasado la empresa Sports Authority se vio obligada a cesar sus operaciones, luego de declarase en bancarrota. Cerró sus 460 sucursales y la propiedad intelectual de la marca fue liquidada.

El reto está claro para el sector. Para mantenerse a flote en el mercado deberá encontrar nuevas estrategias de comercialización que ayuden a mantener su solvencia.

Los últimos casos, sin embargo, auguran pocas esperanzas para las tiendas físicas de ropa, al menos en los Estados Unidos.