Una de las medidas más drásticas a causa del coronavirus fue la cancelación de actividades en recientes como teatros, gimnasios y cines. La medida supuso el cierre temporal de las salas de cines de marcas como Cinépolis y Cinemex.

Las pérdidas en números

Estos dos marcas funcionan como referencia ya que a decir de datos entregados por Cinépolis, en conjunto ambas cadenas de complejos ocupan el 96.6 por ciento del mercado.

Las pérdidas se suman en millones. Basta con revisar las cifras de ventas de boletos e ingresos en taquilla para dimensionar la situación.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), México su ubicó durante el año pasado como el cuarto mercado con mayor número de boletos vendidos al alcanzar 352 millones de tickets al año, lo que le permitió colocarse en la novena posición con mayor taquilla al alcanzar 996 millones de dólares.

Si se habla de asistencia, tenemos que México se ubica dentro de la décima posición entre los mercados con mayor asistencia al reportar un total de 2.8 boletos vendidos por habitante al año.

50 mil empleos en riesgo

Ante los cierres de las salas de proyección derivados de la contingencia sanitaria asociada al COVID-19, este jueves la Canacine advirtió que cerca de 50 mil empleos directos y 15 mil indirectos estarían en peligro.

De acuerdo con la Cámara, el problema radica en que toda la cadena de valor cinematográfica se ve afectada, con lo que se estiman pérdidas importantes en términos de puestos laborales, al tiempo que destacó que en este momento “el inminente daño todavía es incalculable”.

Adicional, el organismo afirmó que además de los 65 mil empleos mencionados, otras 25 personas verán que su ritmo de trabajo -y en algunos casos sus ingresos- se verán disminuidos sobre todo en el terreno de la filmación y producción de cintas.

En este punto, la Canacine aseguró que “a lo largo de muchos años, nuestra industria ha sido reconocida por la gran calidad y el talento de las personas y empresas que la conformamos. Desafortunadamente, la nueva realidad que hoy enfrentamos nos obliga a replantear el rumbo y a hacerle frente de manera responsable”.

Medidas contingentes

Ante estos pronósticos, la cámara representante de la industria del cine ha puesto sobre la mesa una serie de medidas que, desde su análisis, podrían amortiguar los efectos negativos ocasionados por la paralización, parcial o total, de los eslabones de su cadena de valor, en donde Cinépolis y Cinemex son pieza clave.

Estas propuestas han sido puestas a consideración de las autoridades con miras a recibir el apoyo de las mismas.

En términos generales, las solicitudes se podrían resumir en seis puntos básicos a decir de lo publicado por Forbes:

  1. Prórrogas y facilidades para la presentación de declaraciones fiscales;
  2. Deducción de prestaciones laborales;
  3. Suspensión de impuestos sobre nómina;
  4. Otorgamiento de créditos gratuitos o con tasas reducidas; y
  5. Asignación de recursos para impulsar y promover los vales de cultura previstos en la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, una vez que las medidas de sana distancia sean levantadas.
  6. Pasada la contingencia, reactivación de estímulos a la producción en forma de bonificaciones por inversión (Rebates) y/o IVA tasa 0 para atraer inversión extranjera a la industria de producción audiovisual.