Christian Dior lanza productos inspirados en los huicholes y en redes comienza a perder la marca

Ignorar el simbolismo del arte que se imita o las artesanías que parecen inspirar el trabajo se ha convertido en un peso negativo para las marcas, que han descubierto en ello una oportunidad comercial

La marca francesa Isabel Marat imitó el huipil de Santa María Tlahuitoltepec, para lanzar una prenda que tenía un costo de 290 dólares, hecho que causó enorme indignación, por el impacto que esto tuvo en el uso de la identidad indígena.

Este tipo de acciones nos recuerdan el papel que juegan las marca sobre el patrimonio biocultural, materia que ha sido estudiada por disciplinas como la antropología, tratando de identificar la relación entre la biología y la cultura, siendo la perspectiva racial uno de los principales enfoques de estos estudios.

Hoy en día también existe otra perspectiva, la de la apreciación cultural, que es una manera sutil de hablar sobre el uso comercial de la propiedad intelectual de comunidades alrededor del mundo, sin embargo, siguen existiendo grandes huecos legales que impiden a las comunidades, tener el control absoluto sobre su trabajo intelectual, por lo que no sorprende ver a otra vez a una marca francesa como Christian Dior, lanzar productos que parecen inspirados en las artesanías huicholas.

En redes sociales han comenzado a reportar este parecido cuentas como @itsangelrobles, quien criticó la poca apreciación por la cultura mexicana y medios como Vogue París asegura que se trata de piezas inspiradas en México, pero maquiladas en talleres de Italia.

“Qué padre que un diseñador como Dior se haya inspirado en México, lo que me parece una falta de respeto es que las morras mexicanas que en su (…) vida comprarían una bolsa o una pulsera hecha por artesanos mexicanos, quieran éstas sólo por ser Christian Dior”, cita su tweet.

El video publicado por Vogue París sobre la marca:

Las reacciones publicadas en redes sociales: