Cheerios fracasó en su intento por convertir el color amarillo en su marca registrada

Cheerios se convirtió en la primer marca en ser más consumida como cereal, dentro del mercado de Estados Unidos, según cifras de Experian.

Colores, franjas o formas son los grandes diferenciadores que tienen las marcas para lograr distinguirse dentro del mercado y marcar distancia de la competencia.

Como parte del diseño que encontramos en los productos, vale la pena observar cómo muchos de estos productos han logrado establecer una pauta en el mercado, para identificarse de mejor forma con las necesidades del consumidor y el perfil con el que cuenta.

Un ejemplo lo encontramos con marcas como Dove, cuando la marca ideó una línea de botellas de diversos tamaños y formas en Reino Unido de la mano de la agencia Ogilvy and Mather, con las que busca reafirmar, asegura, su compromiso en generar confianza en la diversidad de la belleza, donde existen cuerpos de todas formas y tamaños. De manera interesante es la misma agencia que lazó el concepto inicial de Real Beauty en 2004 que le valió múltiples premios en Cannes Lions.

Conectar con el consumidor requiere innovación y creatividad, con una nueva propuesta de empaque Dove busca alertar sobre el tema de diversidad en la belleza humana. Una de las marcas precursoras en usar estrategias publicitarias y de marketing basadas en la realidad del consumidor es Dove y a la fecha, su apuesta sigue dando resultados.

Tan importante es el diseño con que las marcas son percibidas, que firmas como Gucci han emprendido batallas en contra de compañías como Forever 21, luego de que esta usó estas mismas franjas de colores.

La identidad de marca es uno de los elementos definitivos para una compañía, debido al impacto comercial que tiene para estas compañías.

A través del valor de la imagen de estas compañías, las marcas logran generar un impacto definitivo para identificarse con consumidores a través de estrategias comerciales y con audiencias, a través de historias.

Pensemos en Cheerios y su fracasado intento por registrar como marca propia el color amarillo, luego de que la US trademark court rechazó su propuesta, que buscaba monopolizar un color que es usado por otras marcas de cereales en sus empaques.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.