Cerveza mexicana en el mundo y marcas emergentes que pueblan el mercado nacional

Uno de los productos mexicanos que mayor calidad y proyección a nivel global ha logrado tener es la cerveza, que sin ser una bebida originaria de esta región, sí ha podido generar un gran interés y prestigio a lo largo del tiempo.

El éxito de la industria cervecera mexicana se puede leer desde distintas ópticas, por ejemplo, al observar que se coloca como primer exportador de la bebida a nivel mundial

Según cifras de Cerveceros de México, en el primer semestre de 2018, las exportaciones de cervezas mexicanas lograron la cifra de 19.4 millones de hectolitros, un crecimiento de 15%, respecto al mismo periodo del año anterior.

El éxito de la obra se entiende también por la todavía reciente absorción de las marcas líderes de nuestro país por parte de grandes compañías trasnacionales. Por ejemplo, grupo Modelo -que comercializa Modelo, Pacífico, Montejo y la mundialmente conocida Corona- fue adquirida por AB Inbev en 2012.

Dos años antes, en 2010, el grupo Cuauhtémoc Moctezuma -cervezas Indio, Tecate, Carta Blanca, Sol, y XX entre otras- se convirtió en subsidiaria de Heineken International.

Pero no se piense que estas acciones afectan la tradición cervecera mexicana o el sentido de pertenencia que esta bebida ha logrado en nuestro país, incluso superando los niveles de bebidas tradicionales como el tequila, el mezcal y hasta el pulque.

Y es que desde hace algunos años se ha dado un importante crecimiento de cervezas mexicanas con mayor calidad, toda vez que sus procesos de producción les permiten catalogarse como artesanales.

Para el marketing y la publicidad, por lo tanto, la industria de la cerveza se convierte en un importante elemento al que hay que prestarle atención. Los siguientes proyectos creativos dan cuenta de ello.

Karamawi cerveza artesanal, diseño de packaging y etiquetado de Josue Aguilar

Catarsis Cervecera, identidad gráfica hecha por  Ricardo Fernández
Greedo’s Cerveza Artesanal, por Alejandro Ruiz Mier

Cifras y estimaciones de Cerveceros de México indican que la industria de la cerveza  aporta el 1% del Producto Interno Bruto del país, al tiempo que se relaciona con la generación de 55 mil empleos directos y más de 600 mil empleos indirectos.