Cerveza artesanal, así comenzó todo

La cerveza es la bebida con alcohol, más consumida por los mexicanos, de igual forma el mercado de la cerveza artesanal está creciendo de manera importante en el país.

Los historiadores creen que la cerveza tuvo su origen en Mesopotamia, hace miles años. Desde aquel entonces, también eran utilizados productos como trigo, cebada y arroz entre otros.

En América, se usa la cebada principalmente para producir cerveza, sin embargo, para la cerveza artesanal se unen más ingredientes, aunque los básicos son cebada, agua, lúpulo y levadura. Algunas otras diferencias entre la cerveza artesanal e industrial, son el tratamiento de los ingredientes al momento de producir, el número de producción, así como el proceso de elaboración.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), afirma que la elaboración de cerveza, según la producción bruta, se ubica entre las 14 actividades más importantes de la producción manufacturera, de un total de 291 clases de actividades.

Lo atractivo de la cerveza artesanal, radica en el sabor y las distintas notas que puede poseer, pues el uso de ingredientes “poco convencionales” para mezclar con la cebada, resultan en un sabor único e inigualable.

Foto: Bigstock

En un estudio, Deloitte, explica que la cerveza artesanal tiene su origen a finales de la década de los 70 en el Reino Unido, y fue utilizada para describir a una generación de pequeñas cervecerías que se enfocaban en la producción tradicional de ale (cerveza de fermentación alta), mismas que por esta característica pronto serían renombradas como microcervecerías o brewpubs.

En el contexto de nuestro país, su origen data de la época de la colonia, después de que los conquistadores la importaran de Europa. Es en esa época de la Nueva España que se establece la primera fábrica de cerveza en el continente americano llamada “El Portal”, que se encontraba entre Amecameca y Paso de Cortés, convirtiéndose en una de las bebidas tradicionales que contienen alcohol más famosas.

De acuerdo con El Economista, este tipo de bebida artesanal, es un sector emergente en México, asimismo está por experimentar un crecimiento inminente, ya que cada vez son más los productores en el país.

El INEGI, detalla que las empresas que elaboran de cerveza industrial, son más grandes que el promedio de la industria de las bebidas, incluso más que las manufactureras. Una planta industrial cervecera tiene en promedio 215 personas ocupadas, en su mayoría hombres (93 de cada 100 perso-
nas).

Según una encuesta realizada por la consultora Deloitte, la bebida con alcohol favorito de los mexicanos es la cerveza industrial con 53%, y un 14% se lo lleva la cerveza artesanal, también está el tequila con 10%, esto representa un gran logro para la cerveza artesanal, puesto que ocupa el segundo sitio, por encima de una de las bebidas más representativas de México, el tequila.

Por último el costo de la cerveza artesanal varia, aunque quienes pueden pagar entre $60 y $120 pesos, argumentan que la variedad y sabor de este tipo de bebidas es mejor que el de las cervezas industriales. Para el resto, aun cuando coincide en el que el sabor es bueno, considera que el precio es alto, asegura una encuesta realizada por Deloitte.