Certidumbre jurídica al sector energético

Cuando este gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comenzó, el 1 de diciembre de 2018, los empresarios del sector energético vociferaban por todos lados que solo pedían certidumbre jurídica y transparencia. Así que mucho se agradece cuando funcionarios de la secretaría encargada del ramo aparecen en público para dar claridad ante medios de comunicación.

Miguel Ángel Maciel Torres, subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), explicó que desde enero de 2016, cuando arrancó la libre importación de gas licuado de petróleo (LP) este combustible, que se consume en la mayor parte de los hogares mexicanos (siete de cada 10), Petróleos Mexicanos (Pemex) ha perdido 40% del mercado gracias a medidas con las que se reguló a la empresa estatal, por lo cual no nos deberíamos extrañar de un próximo establecimiento de topes a los precios al consumidor final.

En el marco del Congreso Internacional de Gas LP 2019, desarrollado en Querétaro, dicho funcionario aseguró que el mercado de este producto alcanzó ya una madurez superior al resto de los combustibles en nuestro país, por lo cual adelantó que el gobierno buscará “piso parejo para la competencia”, dado que es imprescindible garantizar el abasto para todos los mexicanos a precios justos.

Se iniciará con la suspensión de permisos de importación/exportación sin utilizar

Por otro lado, la Sener iniciará la suspensión de los alrededor de 1,000 permisos de importación/exportación de combustibles que no han sido utilizados hasta el momento por el sector privado, los cuales constituyen alrededor de 50% de los permisos otorgados a las empresas para importar/exportar combustibles.

Cabe recordar que los permisos de importación/exportación de combustibles comenzaron a otorgarse en enero de 2015 como parte de la Reforma Energética, en el último tramo del sexenio de Enrique Peña Nieto, en un proceso que le quitó a Pemex la capacidad exclusiva de importar combustibles de otras latitudes.

Por el momento la Sener analiza las acciones legales para revocar estos permisos, pues el fin último de éstos era facilitar esta actividad empresarial en beneficio para el país, pero al no usarse, no hay ningún beneficio para nadie. 

Aquí cabe hacer mención que las empresas que sí han hecho buen uso de sus permisos de importación/exportación, han invertido grandes cantidades en el proceso de construir infraestructura, sobre todo en la parte de terminales de almacenamiento, algunas de las cuales ya están operando en nuestro país.

El trámite ahora será más estricto

La secretaría reconoce que en el proceso han encontrado algunas “empresas fantasma”, además de que los permisos se otorgaban con muy pocos requisitos, por lo cual ahora se modificará el trámite, con el fin de ser más estrictos en el proceso, sobre todo por los riesgos que implica el traslado de combustibles.

Y es que la Sener encontró expedientes de compañías con documentos de dudosa procedencia (había una firma dedicada a la producción de leche, por ejemplo), por lo cual la Sener ha negado las solicitudes, pero los interesados pueden volver a hacer el trámite siempre y cuando la documentación esté en regla y los intereses sean claros como el agua.

Sin duda, el gas LP también está en la mira del crimen organizado, por lo cual ha habido un alza importante en el robo de este combustible, lo cual no debería sorprender dado que ha habido un importante crecimiento del mercado. Ante ello, se están tomando medidas -algunas parecidas a las del combate al huachicol- para combatir este ilícito.

Se buscará impulsar la producción de gasolinas nacionales

Por otro lado, el gobierno de López Obrador dará prioridad a la producción de gasolinas en el país por encima de la exportación de petróleo crudo en 2020. Empero, una de las prioridades de la actual administración es disminuir la dependencia de combustibles provenientes del extranjero, por lo cual buscará impulsar la producción de gasolinas producidas en México mediante el Sistema Nacional de Refinación (SNR).

No obstante, esa prioridad se podrá hacer realidad siempre y cuando se logre estabilizar, de manera constante, la producción de petróleo crudo en el país, para así abastecer del energético a las refinerías del país.

La Sener reconoce que no es un programa de un año, sino de mediano y largo plazos. La rehabilitación de las refinerías tomará hasta 2020, y después, vendrá la estabilización, con el ingrediente de la nueva refinería de Dos Bocas.

Hay suficiente crudo para abastecer a las refinerías

Entre tanto, el gobierno de México analiza intercambiar petróleo crudo con Estados Unidos para alimentar a las seis refinerías de Pemex. La Sener asegura que hoy en día hay suficiente crudo para abastecerlas, pero hay que estabilizar la refinación y su reconfiguración. La dependencia tiene la expectativa de refinar 900 mil barriles de crudo diarios para 2020.

Para concluir, es cierto que el gobierno de la llamada 4T recibió a un Pemex en ruinas, con la producción de petróleo en una situación muy difícil, sobre todo por la disminución en exploración de campos nuevos y la producción de existentes en el último año del gobierno de Peña Nieto, pero a casi un año de que tomó las riendas de la administración pública es momento ya de empezar a ver resultados concretos del cambio en la política energética del país y a devolver la certidumbre jurídica a las empresas que invierten en el sector.

El petróleo en números:

  • En enero de 2018 Pemex producía 1.9 millones de barriles y cerró el año con 1.66 millones diarios.
  • En agosto de 2019, Pemex produjo 1.07 millones de barriles diarios de crudo pesado, 480 mil de ligeros y 127 mil barriles más de aceite superligero.
  • Las refinerías fueron diseñadas para un petróleo ligero con una densidad superior a los 30 grados API en promedio.
  • La falta de inversiones y la tendencia de producción de aceite pesado han reducido la capacidad de refinación por debajo del 40 por ciento.
  • En el último año, la importación de gasolinas de empresas privadas a México se duplicó, pues al mes de septiembre se alcanzaron los dos millones 512 mil barriles, por encima del millón 128 mil barriles que se tenían en el mismo mes 2018.
  • El SNR indica que entre diciembre de 2018 y septiembre de este año se incrementó 20% la capacidad de producción de gasolinas en las refinerías del país, pues en el último mes del año la capacidad era de 507 mil barriles, pero tras la estabilización en la producción de Pemex, pasó a 815 mil barriles diarios.
  • En lo que va del sexenio de AMLO, el gobierno ha promovido la perforación de pozos petroleros.

Fuente: Sener, 2019.

loading...