trump_USA

Trump: El poder del propósito compartido

Uno es alto y el otro tirando a retacón. Uno, con piel casi naranja y el otro ya vino bronceado. Uno es rubio y el otro tiene pelo azabache. Sin bien son polos opuestos y a ninguno le gustaría verse reflejado en el otro, el presidente electo de los Estados Unidos y Diego Maradona son parecidos. Aman la provocación. Los dos saben el poder que tiene esa arma y la disparan como si de eso dependiera su existencia.