Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Carlos Bonilla

Chief Reputation Officer (CRO), nuevo puesto corporativo

En algunas empresas internacionales conceden ya una alta jerarquía al responsable de llevar a cabo la gestión de la reputación. Lo consideran como miembro del equipo de dirección. Le denominan Chief Reputation Officer y reporta a la jerarquía más alta en la organización

“Reputación online”, una falacia

La evolución de la comunicación digital, producto de los avances tecnológicos ha derivado en el uso extensivo de la Internet para la difusión de información institucional, lo cual ha ocasionado distorsiones como el considerar que coexisten la reputación online y la reputación offline.

Seis principios para ganar credibilidad

Todo error en la comunicación es imputable al emisor. Ésta es una verdad indiscutible, pero a veces quienes evalúan el impacto de un mensaje sobre el receptor sólo consideran como errores potenciales una mala selección de los medios, la deficiente estructuración de los mensajes o el hecho de no tomar en consideración el llamado “marco de referencia” del receptor, es decir, su edad, nivel educativo y socioeconómico, intereses, etc. Sin duda todos estos aspectos son fundamentales, pero hay uno que con frecuencia se subestima y es el que más influye en primera instancia para lograr una comunicación efectiva: la credibilidad.

Crear un logotipo tiene su ciencia

Los libros sobre comunicación contienen reflexiones relacionadas con el impacto de los medios en la conducta de las masas; sobre cómo deben estructurar los mensajes para permear en las audiencias, pero pocos contienen información sobre los procesos que deben seguirse para crear grafismos partiendo de conceptos

La comunicación digital ha transformado la comunicación en las empresas

Toda empresa u organización formal, lo pretenda o no, establece vínculos con sus públicos y proyecta una imagen ante los mismos. Internet ha modificado las reglas del juego en la comunicación, especialmente por el surgimiento de las redes sociales, las cuales deben ser utilizadas para crear un diálogo entre instituciones o empresas y su público, más que un medio para posicionar productos, bienes o servicios.

¿Para qué sirven las relaciones públicas?

Un pregunta que no muchos saben responder. Actualmente son ya una función de vital importancia para las organizaciones formales, sean empresas, dependencias gubernamentales, asociaciones gremiales, ONG´s, etc.

Segmentación atinada, clave para los programas de RP

La mayoría de los problemas de las relaciones públicas se originan por falta de definición o de valoración adecuada de los grupos que circundan a la empresa o institución. Anteriormente, los mensajes se dirigían a un público genérico, porque no había posibilidades de elaborar “trajes a la medida”, pues la mayoría de ellos se difundían por medios colectivos de comunicación, que van a audiencias generales. Esta circunstancia hacía que los mensajes perdieran efectividad.

El buen comunicador es el que sabe escuchar

Expertos en recursos humanos estiman que más de 80% de las personas que fracasan en su trabajo deben su falta de éxito a su incapacidad para relacionarse con la gente

Lo que se requiere para ser un RP exitoso

La función estratégica de relaciones públicas en las organizaciones de todo giro y tamaño, aunado al proceso de profesionalización de esa actividad, exige que quienes se especialicen en ellas tengan un perfil que reúna ciertas características personales, conocimientos y habilidades, además del “don de gente”, la “buena presencia física” o el “buen gusto”, que eran prácticamente los únicos requisitos que en otra época se buscaban en el encargado de una actividad que muy pocos entendían y valoraban.

Marketing de relaciones

En el mundo global las ventajas competitivas tradicionales se han convertido en commodities. Aquellas cualidades como mayor calidad, mejor precio o capacidad de distribución eficientes son ya condiciones indispensables para permanecer en el mercado.