Siempre fuimos Barbies frustradas

Hay noticias de noticias. Importantes, tontas, irrelevantes por completo, morbosas, angustiosas… Bueno, pues esta es ¡fantástica! El artista Nickolay Lamm diseñó una nueva barbie, lo sensacional es que se trata de una muñeca con las medidas promedio de una chica de 19 años. ¡Por fin! Y lo mejor de todo es que después de una campaña de Crowdfunding, este señor recolectó cerca de 100 mil dólares para producirla. Gracias, gracias, gracias Lamm.

Papá Facebook nos amplía el abanico de emociones

Este mes en Irlanda y España, ya están en prueba las nuevas reacciones emocionales de Facebook. Nuestra matriz de la vida digital finalmente cae en la cuenta de que “me gusta” es una postura “un tanto” restringida, digo, dentro de la enorme gama de sensaciones que van y vienen dentro de los humanos. Ahora están experimentando con reacciones negativas como “me entristece”, “me asombra”, “me enfada”, además de complementos al desabrido “me gusta” como “me encanta” o “me divierte”.

10 servicios que nos urgen para contrarrestar la vida digital

Y pues sí, la arremetida tecnológica y digital ha dado tal vuelco a nuestras vidas que el mercado empieza a reaccionar con nuevos servicios y ofertas que evidencian y surgen para suplir necesidades más profundas, sí, esos baches que la humanidad va a pagar muy caro mañana. Eso de haber convertido parte de nosotros en robots de las pantallitas nos está saliendo bien costoso en términos del alma.

El espectáculo fuera de bambalinas

¿Cuántos de nosotros no hemos vivido alguna experiencia en donde los colaboradores de una empresa proyectan lo mal que se llevan, se comunican entre ellos con malas palabras, se tratan sin cortesía o incluso se reúnen frente al cliente para criticar y juzgar a sus demás compañeros, jefes o hasta clientes?

¿Internet nos hace creer que sabemos más?

Hace apenas una décadas nadie se habría imaginado que iba a existir una enciclopedia-cerebro-archivo infinito al cual podríamos acceder para buscar la información que necesitáramos al instante. La verdad es que si nos detenemos a pensarlo, es alucinante lo que sucede hoy con los datos y el conocimiento.

Con tristeza, me declaro nomofóbica

Esta mujer en un metro en China tuvo una espantosa crisis de nomofobia. Parece risible el suceso pero, la verdad, es el reflejo del precipicio al que quizás vamos a caer todos. Vamos de una vez a las confesiones. Ya, sí, con tristeza me declaro nomofóbica. Todo empezó el otro día cuando salí del teatro y me di cuenta que mi “querido celular” era un inservible pedazo de plástico negro. Sin batería.

Educando a las marcas: somos guapas sin ser esqueléticas

Se siente alivio ver en las pequeñas acciones cómo todos podemos educar a la mercadotecnia, es decir, cómo un solo post es capaz de mover posturas. En este caso se trata de un post que además de posturas, movió maniquíes de mujeres esqueléticas de una tienda de ropa llamada Topshop en el Reino Unido.

Infidelidad, el súper negocio digital

Cuando uno ve las cifras de los negocios digitales y la transformación de nuestra forma de ser consumidores, de hacer marketing y casi de existir, se evidencia quienes somos. El mundo digital nos ha adelatado. Ciertamente. Allí somos más que nunca una cifra: el internauta número 12 millones 987 mil 678, el clic número 23 mil 980, el perfil 765 millones 098 mil 452, etc. Y al ser así, tras el velo del anonimato, escondemos lo que de verdad nos interesa.

Sexo con robots

La tecnología nos hace la vida más fácil, más práctica e incluso más divertida. Nosotros mismos nos vamos inventando cuanta aplicación y cuanto gadget para mejorar nuestro estar; eso creemos.

Google le apuesta a la calidad de contenidos

He de confesar que en medio de la inmensa preocupación que me genera el vertiginoso avance que tienen en nuestras vidas y formas de ser los inventos tecnológicos, me dio mucha tranquilidad saber que Google, en Europa, da pasos para ir más allá de ser una plataforma de búsqueda y le apuesta en forma los contenidos de calidad.