x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Caso Homero: Ni el consumidor ni las marcas están listas para la tendencia pet friendly 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cando Echeverry aterrizó en Cali, le notificaron que su mascota "Homero" habría fallecido durante el vuelo.

Desde hace muchos años, un término que se ha vuelto la constante entre las estrategias de las marcas y las conversación ha sido aquel que hace alusión al estilo de vida y negocio pet friendly. No obstante, el reciente caso de Homero, evidencia que ni las marcas ni los consumidores podrían estar listos para abrazar con éxito esta tendencia. 

Las dos caras del caso Homero

En horas recientes dentro de redes sociales el término “Homero” ha ganado relevancia en el mercado mexicano, luego de que se diera a conocer la historia de un perro identificado bajo este nombre que perdió la vida durante un vuelo de la aerolínea Easyfly.

Los hechos ocurrieron en Colombia y se dieron a conocer debido a la denuncia de la duela de la mascota identificada como María Fernanda Echeverry.

En lo publicado por la afectada desde su cuenta de Twitter, se indica que se habría comprado un boleto de avión para Homero con la intención de viajar junto con su dueña de Puerto Asís, Putumayo-Cali, en donde aclaró que viajaría “única y exclusivamente” con su mascota. 

A decir de la mujer al llegar al aeropuerto le notificaron que no podría viajar con Homero “por políticas de la empresa sin aclarar, me hicieron cambiar el modo de viaje de mi mascota (me habían dicho que podía viajar en cabina y a última hora me dijeron que debía ir en bodega)”, escribió la mujer, al tiempo que agregó “les insistí y les insistí pero fue un no rotundo y que de lo contrario perdería mi vuelo. Entonces les manifesté que me dieran una solución ya que sin él no viajaba, adicionalmente  les recomendé y les exigí que lo ubicaran en un lugar seguro con el guacal que le había comprado para viajar cómodamente”.

Lo cierto es que cuando Echeverry aterrizó en Cali, le notificaron que su mascota habría fallecido durante el vuelo.

“Cuando me bajé del avión corrí a verlo para recibirlo con ansias y me encuentro con una escena impactante. Estaba debajo de todas las maletas sin vida, no lo ubicaron como debían y no le dieron el espacio suficiente para poder respirar. En ese instante supe que mi bebé no había sido fijado adecuadamente y puesto en un lugar donde pudiera llegar a salvo. Ni siquiera me dieron explicaciones de su muerte, simplemente me lo entregaron como cualquier objeto más, evadiendo cualquier tipo de responsabilidad”, explicó.

La marca respondió

La historia ha generado toda clase de comentarios en redes sociales, con lo que la aerolínea emitió un comunicado para aclarar la situación.

La marca indicó que la dueña de Homero no presentó la documentación requerida para transportar al perro en cabina, misma que consta de “un certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas, en razón a lo cual se ofreció a la pasajera, la opción de transportarlo en la bodega del avión en un guacal, como procede en estos casos”.

De esta manera, Easyfly indicó que como transportadores desconocen las condiciones de salud con la que viajan los animales y las condiciones de presión y temperaturas que pueden soportar, por lo que aclaró que estos datos deben ser entregados por los dueños de las mascotas.

“Easyfly expresa sus condolencias a la pasajera y reforzará en su protrocolo las preguntas para que los dueños puedan determinar si en el caso de un viaje en bodega, la raza y las condiciones del animal cumplen con lo necesario para el transporte”.

¿Listos para el pet friendly?

Lo anterior deja en claro una responsabilidad compartida en la lamentable muerte de la mascota. Y es que si bien la aerolínea parece haber omitido entregar a la viajera las indicaciones necesarias para viajar con el animal en cabina y evidentemente no tomó las precauciones necesarias para transportarlo en bodega, lo cierto es que la consumidora también olvidó investigar  y asegurarse de que el transporte de su mascota fuera seguro y conveniente.

Si bien las marcas tienen la obligación de informar sobre las condiciones para transportar o tratar con animales, el consumidor no puede dar todo por hecho.

En este sentido, la tendencia pet friendly quizás requiere de mayor evangelización alrededor de las responsabilidades que ambas partes deben asumir para implementarla en servicios y productos con éxito.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados