• Una carta redactada por empleados de las maquilas de Zara ha sido dada a conocer por El Salto, advirtiendo el lado oscuro de la compañía durante esta contingencia.

  • Zara se convirtió aparentemente en uno de los ejemplos de cómo actuar durante la contingencia por COVID-19.

  • Las ventas online se ha convertido en una opción para las marcas de moda, sin embargo, maquilar esa ropa ha tenido un costo.

La pandemia de COVID-19 ha causado toda clase de estragos en el mercado de moda y cifras revelan el impacto que ha tenido en grandes marcas como Inditex.

Inditex opera marcas como Zara, que es uno de los mayores símbolos de moda en el mundo. A pesar de esta reputación, la compañía proyectó cifras que muestran el descalabro que sufrió a causa de la pandemia de COVID-19.

La forma aseguró que perdió 409 millones de euros a causa de la pandemia de COVID-19, lo que supone un episodio histórico en los libros de contabilidad, de la compañía que ha hecho del fast fashion un poderoso mercado.

McDonald’s tendrá apagadas sus parrillas

La carta de empleados de Zara a Amancio Ortega

Empleados de las fábricas de Rui-Ning y Huabo Times, quienes maquilan ropa para Inditex en Myanmar, han redactado una carta a Amancio Ortega, dueño de Inditex, en donde han denunciado la realidad que viven, le han agradecido por los años que les ha permitido trabajar para su marca, pero también denuncian la situación a la que se sometieron durante la pandemia de COVID-19 que sigue causando estragos en el mundo.

Dentro de la carta, los empleados aseguran que se han establecido prácticas antisindicales y el documento al que tuvo acceso El Salto, revela la realidad que están viviendo los empleados de la fábrica Rui-Ning, que maquila para Inditex, Bestseller y Primark.

“Estamos lejos de su hogar en España, pero sentimos cierta cercanía con usted después de haber pasado la mayor parte de nuestra vida adulta haciendo su ropa con nuestras manos (…) sentimos esperanza cuando descubrimos que es el sexto hombre más rico del mundo, con un patrimonio de 70,6 mil millones de dólares, y el segundo minorista más rico del mundo. Saber que su avión privado de 45 millones podría pagar 41.000 veces nuestros salarios anuales es tranquilizador. Seguramente un hombre con tales riquezas no necesita beneficiarse de la pandemia global aplastando a nuestros sindicatos”, cita parte de la carta que ha sido dada a conocer por El Salto.

Parte de la denuncia que han hecho los empleados dentro de la carta, es que advirtieron que al inicio de la pandemia se mantuvo el ritmo de las maquilas en lugar de cerrar para evitar contagios y evitar poner en riesgo sus vidas. Esto se compara con proveedores chinos de marcas tecnológicas como Apple, que si cerraron y debido a esto retrasaron la fabricación de los nuevos iPhones 5G.

Respecto a las denuncias de las prácticas anti sindicales, el medio refiere que en esa región, al menos 571 fueron despedidas de la fábrica Ryan Mode, por ser miembros de un sindicato, mientras que la compañía aseguró que el despido se debió a la pandemia de COVID-19.

“Como trabajadores no blancos en el sudeste asiático agradecemos profundamente su compromiso público con la igualdad racial. Seguramente el hombre con tales principios antirracistas nunca toleraría el trato inhumano de los trabajadores negros y marrones que hacen su ropa, unas condiciones que nunca serían toleradas para los trabajadores en Europa”, sentenciaron los empleados en la polémica carta publicada por El Salto, en donde advierten de la realidad que han vivido durante la contingencia de COVID-19 y que dista mucho de la imagen que Zara dio en Europa, durante la contingencia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299