Características esenciales para el éxito en redes sociales.

Santiago, Chile.- Cada día son millones de personas las que circulan por las redes sociales del mundo. Por lo mismo, tanto los que están en ellas, como los que las utilizan como herramienta de marketing siguen analizando sus posibilidades. Y es lógico, la dinámica de ellas nos obliga a tenerlas como foco central en las estrategias actuales y por tanto, más es más, no menos. Recordamos algunas características esenciales de quienes están a cargo de las comunidades, para insistir en un punto que, por ser obvio, a ratos se olvida: el ser humano como centro de todo.

Habilidades sociales. Resulta impensable que alguien que tenga poca habilidad comunicacional esté a cargo de una comunidad. Quien asuma el cargo de Community Manager debe sentir un grado importante de pasión por su labor, ser una persona asertiva, empática y con cierta capacidad de análisis.

Lealtad ante todo. Las redes sociales forman parte de una estrategia que apunta a privilegiar una marca. Esa marca es el centro de todo y el Community Manager debe valorarla, más allá de lo que ésta signifique en términos de trabajo. Si no crees en la marca, es mejor buscar otro empleador.

Creatividad. Si bien la estrategia no siempre está diseñada por el Community Manager – por lo general la establece el Social Media Manager, la agencia o todos en conjunto con la empresa- el encargado de la comunidad digital debe ser una persona creativa que asuma el desafío diario de encontrar ese “algo” que diferencie su marca del resto.

Sensibilidad y paciencia. Estas dos características son muy importantes y pocas veces van juntas. Por lo general, el paciente lo es porque su sensibilidad está bien manejada, aunque hay excepciones. El equilibrio de ambas puede ser un gran plus para realizar una buena gestión. Si bien tu rol no es ser amigo de los clientes, debes desarrollar una especie de intuición que te acerque a cada uno en forma individual, para comprender sus necesidades y apoyarlos cuando corresponda. Asimismo, la paciencia es una excelente virtud en el ámbito digital, porque, sabemos, no todas las personas se presentan tal como son y muchas utilizan la red para descargar sus frustraciones.

Habrá días de éxito y otros de mucha decepción, porque hay que ser un poco mago o maga, un poco psicólogo y un gran apasionado de las personas para disfrutar del vértigo de este oficio. No me creas, pruébalo.