Campañas en español. ¿Por qué crece esta tendencia en la mercadotecnia política de EU?

La mercadotecnia política tiene entre sus objetivos ayudar a candidatos que se encuentran en campaña electoral a generar adeptos y convencer al público elector de votar por ellos.

Dentro de estas estrategias se incorporan en todo momento los elementos que podemos encontrar en la mercadotecnia en general, como ocurre con lo que vemos en consumo, pues se trata de que el candidato, el partido político o la organización social pueda ser una opción de consumo dentro de un segmento en el que se recurre a publicidad, estudios de percepción de imagen y promoción de una cultura política que nos ayuda a lograr metas como influenciar en la opinión pública o presentar a un nuevo participante político.

Las estrategias para generar mayor efectividad están llevando al mercado político a no perder oportunidades como lo está haciendo en Estados Unidos, donde la apuesta está en la comunicación en español con el electorado.

Esta apuesta tiene argumentos muy importantes. Uno de ellos es el que habla de que un 35.7 por ciento de consumidores hispanos aseguró en 2014 a Experian que tienen mayor lealtad de consumo a compañías que se anuncian en idioma español.

A este segmento le seguía un 32 por ciento que aseguró que recordaba más o ponía mayor atención a los productos o servicios que se anunciaban en español, mientras que para un 28 por ciento, los anuncios en español se trataban de una fuente única de información para tomar decisiones como consumidores.

Durante la pasada campaña interna para definir a los candidatos oficiales de los partidos republicanos y demócrata fue posible ver en diversos episodios de estas campañas a los aspirantes comunicarse con el electorado hispano en español.

Estas estrategias llevaron a políticos como la ahora candidata demócrata Hillary Clinton a preparar campañas en idioma español como parte de una creación de cultura política que busca generar mayor participación del consumidor hispano.

Como parte de esta tendencia de cultura política, organizaciones han tomado partido en la generación de estrategias de campaña, donde se busca estimular a los nuevos ciudadanos estadounidenses a participar en los procesos electorales.

El uso del idioma español como estrategia de comunicación está generando interés en candidatos políticos y organizaciones dentro de Estados Unidos, como forma de generar cultura política e identificación con un mercado con el que se pretende empatar para convertir al candidato u organismo en opción de compra política, justo como ocurre en la mercadotecnia en segmentos como el de consumo, social o tecnológico, por ejemplo.

Imagen: Flickr/Kevin Hutchinson

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299