x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Campaña destacada: The Tampon Book, una creativa forma de evadir impuestos.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En la campaña destacada de esta semana vemos el caso de The Tampon Book, un esfuerzo creativo contra un impuesto injusto a los productos femeninos.

Debido a cómo funcionaban las cosas antes, y cómo se definieron algunas leyes en cuanto a productos o servicios, existen muchos aspectos que hoy en día se pueden considerar injustos respecto a estos elementos, tal es el caso del llamado “Pink Tax”, o impuesto rosa, que implica la existencia de un costo adicional para ciertos productos cuando son destinados a mujeres, pero que son funcionalmente idénticos a sus equivalentes destinados a los hombres, por ejemplo, está el caso de los rastrillos. No obstante, también existen otros productos donde las leyes han desarrollado un escenario que de igual forma se puede considerar injusto, aunque no en cuestión de precios, sino en cuanto a impuestos, tal es el caso de los productos de higiene femenina como los tampones y las toallas. Este es un problema que decidió visibilizar The Female Company, con la ayuda de la agencia Scholz & Friends, en Alemania y para el cual desarrollaron una inteligente campaña llamada The Tampon Book. En esta ocasión compartiremos algunos detalles de su creación.

The Tampon Book: Cómo evadir un impuesto injusto de forma inteligente
Para tener un poco más de contexto, desde 1963, en Alemania, los legisladores decidieron poner impuestos a productos esenciales de higiene femenina. Dichos impuestos para estos productos llegan hasta un 19 por ciento, mientras que para otro tipo de productos o artículos, como el caviar, las pinturas al óleo y trufas (considerados productos de lujo) el impuesto establecido es de apenas 7 por ciento.

Con lo anterior en cuenta, el surgimiento de esta campaña por parte de The Female Company, una firma online dedicada a los productos de higiene para mujeres, se dio debido a que, según lo explican, usualmente las marcas de tampones ignoran lo injusto y sexista que es la existencia de impuestos para productos sanitarios femeninos. Así pues, buscaron convertirse en la primera marca en retar al gobierno federal de Alemania con un cambio en el packaging de sus productos para burlar los impuestos existentes para productos como los tampones.

No obstante, con este esfuerzo no solo buscaron destacar el problema, también retaron a las convenciones visuales existentes sobre la comunicación para temas de salud de este tipo. Mientras que muchos de los competidores aún usan imágenes limpias y de un “feeling” más médico, The Female Company buscó con The Tampon Book mostrar algo más real, por decirlo de algún modo, pues decidieron mostrar sangre junto con ilustraciones rudas y atrevidas, que no muchos esperarían de una marca así. Con ello, buscaron hacerle su propio branding al periodo para proyectarlo como algo “cool” y atrevido para así cambiar la percepción de la menstruación y el cuerpo femenino.

Tal como se explica en el video de abajo desarrollado por la agencia Scholz & Friends, la idea central de esta campaña fue el desarrollo de un libro que actúa como el packaging de los tampones, para vender estos elementos con una tasa de porcentaje más baja, la del 7 por ciento como la que tienen otros productos. En otras palabras, lograron ser más inteligentes que las propias leyes.  No obstante, como se explica en el video, The Tampon Book no solo sirvió como un elemento que contenía los tampones, también se trata de una obra de 45 páginas con ilustraciones atrevidas y empedradoras historias acerca de la menstruación, tabúes y el feminismo. Este proyecto además promovía una petición para urgir a las autoridades alemanas a que discutieran la abolición del impuesto a este tipo de productos femeninos.

Como parte de la estrategia detrás de The Tampon Book se destaca que el tema del impuesto a los tampones ya es más que conocido entre las feministas, pero no lo es tanto entre la mayoría de las mujeres donde se desarrollo la campaña. Aunque es percibido como un tema interesante y relevante por prácticamente toda mujer. Para lograr difundir el mensaje, se recurrió a influencers feministas para llegar a los medios masivos de comunicación y comenzar a propagar el mensaje en torno a la firma de la petición para desaparecer el impuesto a los productos femeninos.  Por otro lado, dado que el packaging se convirtió en la herramienta para “hackear” al sistema de impuestos sexista de Alemania, el comprar el producto se convirtió en una declaración política.

Uno de los aspectos más interesantes de la campaña es que pese a no tener muchos recursos para invertir en medios, se logró hacer ruido de forma importante, según explican los entes involucrados, parte de la estrategia consistió en enviar 100 compas de The Tampon Book a políticos y 100 copias más a influencers y periodistas, al tiempo que con el lanzamiento del producto se promovió un film online en plataformas como Facebook, Instagram y YouTube.

Resultados

Como parte de las acciones emprendidas, se vendieron mil copias del libro en el primer día del lanzamiento de la campaña, por lo que se logró una segunda edición de 6 mil copias. Así pues, lo que inició como un stunt publicitario, se convirtió en un éxito en ventas por lo que The Female Company decidió habilitar el producto de forma indefinida.

La segunda edición de esta peculiar obra logró venderse en una semana, mientras que el envió de los libros a políticos e influncers comenzó a dar frutos generando contenido en redes sociales de forma gratuita.

Por otro lado, el filme publicado llegó a ser visto 10.5 millones de veces. Además, de eso, los medios comenzaron a destacar la historia, esta tuvo aparición en las 2 principales cadenas televisivas de Alemania, al tiempo que llegó a los periódicos nacionales y prácticamente todo blog sobre feminismo en el idioma alemán.

Sin embargo, más significativo aun que lo anterior, es el hecho de que todos estos números lograron hacer la suficiente presión para forzar a los políticos de diversos partidos a reaccionar comenzar a resolver este problema. Una de las acciones iniciales que surgió fue el invitar a The Female Company para colaborar y trabajar en la abolición del impuesto a los tampones.

Cabe resaltar que desde el apartado publicitario la campaña logró varios reconocimientos, de entre los cuales destaca un Gran Prix en la edición 2019 del festival Cannes Lions.

Créditos de la campaña 

Cliente: The Female Company

Nombre de la campaña: The Tampon Book

Agencia: Scholz & Friends, Alemania.

Producción: Scholz & Friends.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados