La lucha contra la violencia de género es un causa al que muchas marcas, organizaciones e instituciones se han sumado al considerar dicho problema como uno de los más importantes en el país. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es una de las casas de estudios que ha intentado favorecer; sin embargo, las acciones de comunicación ejecutadas en esta materia han puesto a la reconocida universidad en medio de las criticas en redes sociales.

La campaña

Durante los últimos días, algunos mensajes dentro de las cuentas oficiales en redes sociales de la máxima casa de estudios se han llenado de críticas luego de que la universidad lanzará una serie de videos que parecen ser parte de una campaña en contra de la violencia de género.

La idea de la estrategia de comunicación es dar promoción al protocolo de la UNAM en caso de violencia de genero, el cual consiste en presentar una denuncia formal ante estas incidencias en la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

De esta manera, el lema de la campaña es “Usemos el Protocolo de la UNAM, no estamos solas. Sin denuncia formal, no hay avance legal”, con el cual se busca acercar a la comunidad estudiantil a lo servicios de la UNAD, entre los cuales destacan asesoría jurídica y atención psicológica a las personas que hayan sufrido algún tipo de abuso o violencia.

¿Mala ejecución?

Si bien la acción intenta presentar una solución a un problema de grandes alcances y que ahora mismo ocupa la atención de grandes grupos sociales, lo cierto es que la estrategia de comunicación para dar a conocer esta iniciativa fue blanco de criticas en redes sociales, debido a que los usuarios consideraron como inadecuada y poco sensible la manera en la que fue presentada la información.

Una de las mayores polémicas se asoció con la participación de voceros hombres emitiendo un mensaje que claramente está dirigido a las mujeres.

En este video, el protagonista que se identifica como “Eduardo” afirma ser alumno de la UNAM al tiempo que expresa “yo estoy del lado de las chicas que están hartas de la violencia machista. Estoy con sus reinvindicaciones y con la de los movimientos feministas. Así que hablemos de tú a tú”, al mismo tiempo afirma que la UNAD “se encarga de atendernos y asesorarnos a nosotras y a cualquier integrante de la Universidad que haya presenciado o vivido actos de violencia de género”.

Este discurso en primera persona claramente dirigido a las mujeres y expresado por un hombre desató la primera ola de comentarios negativos.

Aún cuando este material fue duramente criticado, algunos días después de la primera publicación, la escuela decidió lanzar un nuevo material, también protagonizado por un hombre y en la misma línea, lo que volvió a reavivar las criticas.

Aunque las intenciones de la casa de estudios son positivas, lo cierto es que la comunicación y su estrategia jugó en su contra. No obstante, el mayor error de la reconocida universidad mexicana fue hacer caso omiso a las quejas de sus seguidores, posición que es un clavo para cualquier estrategia en redes sociales.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.