Cosas que se deben hacer (o no) cuando las redes sociales presentan cambios

Tendencias y cambios de redes sociales que te ayudarán a superar a la competencia
Imagen: Bigstock

Muchos lo dejan pasar, pero en el mundo del marketing, los cambios en algún algoritmo de las plataformas sociales es un acontecimiento muy importante. Ajustarse a las modificaciones de última hora es un parteaguas para el panorama digital detrás de cualquier marca o empresa.

Y esta situación no es para menos. Con la revolución digital, se ha originado una muy fuerte dependencia de las empresas a redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc..

Si bien es cierto que son de las mejores plataformas utilizables para la distribución de contenidos, significa que incluso un ligero cambio transforma radicalmente las estrategias de acciones en el mismo escenario.

Redes sociales en las manos de los vendedores

En la vida hay reglas básicas. Y eso también se aplica al sector de la mercadotecnia y publicidad. Antes de entrar y ejecutar estrategias, se tienen que considerar una serie de elementos para tener éxito.

¿Qué se debe hacer cuando una plataforma de redes sociales cambia?

Aunque en este caso, al decir que una red social social tiene cambios, nos referimos a la manera en que su algoritmo decide mostrar contenido. El caso más específico lo detonó Facebook.

A principios de este año, decidió enfocarse a su misión y valor principal para entregar y distribuir contenido de manera diferente. Su propósito era atender, de nueva cuenta, la conexión e interacción entre usuarios, razón principal por la que se creó la plataforma.

Encantos del social media

Para este 2018, lo digital y las redes sociales presentaron un hito en la comunicación entre el sector comercial y los consumidores. De acuerdo con We Are Social, hay 3,196 mil millones de usuarios de redes sociales a nivel mundial.

¿Quién se quiere perder esa oportunidad? Nadie querría desaprovechar eso.

Con un estimado de 42 por ciento de penetración, al menos se tiene que proyectar la participación en este segmento. De ahí proviene la importancia de ejecutar tácticas de promoción de contenido en diferentes formatos. Siempre, la adaptación por delante.   

Realidad o ficción

Las redes sociales son espacios utilizados por muchas personas. Sin embargo, hay algunos riesgos importantes que se deben considerar. Por ejemplo, en Twitter hay poco más de 330 millones de usuarios registrados, aunque menos del 25 por ciento de cuentas están activas de manera mensual.

Si bien las estadísticas dirán que es necesario atender la mayor parte de fuentes, es indispensable saber cómo se desenvuelven las plataformas y contemplar la verdadera situación en la que se encuentran.

Facebook es la red social más utilizada del mundo. Con poco más de 2,2 mil millones de personas en el globo que tienen una cuenta, muchas de las firmas buscan un lugar dentro del mismo espacio. El problema es que hay muchos usuarios que sólo se dedican a “inflar” números de las páginas de las empresas.

De hecho, hay “bancos” donde se crean perfiles, aunque no son bots, no son cuentas reales en un cien por ciento.

Cosas que se deben hacer, o no, cuando hay cambios en redes sociales

Un algoritmo podría cambiar el éxito de una táctica digital. Tanto de manera positiva como negativa. Aunque también podrían haber muchos otros factores, incluidos el tipo de contenido, la calidad del mismo y los eventos clave que se convierten en una tendencia para la audiencia.

Lo más importante es comprender en cómo se está desempeñando el contenido social y qué factores afectan su rendimiento.

Según el Content Marketing World 2018, hay una serie de acciones que se pueden realizar cuando las redes sociales presentan cambios. Sobre todo en su algoritmo de contenidos.

Ser paciente, no desesperarse

El pánico inicial infla el impacto del cambio. Hacer un ajuste inmediato como respuesta a la alarma puede hacer más daños que beneficios.

Al permanecer estable y medir cuidadosamente el impacto que se genera, al menos un tiempo considerable, se pueden realizar ajustes.

Estos serán más informados y se podrán empatar con la estrategia que se tiene, al menos en muchos puntos. Basado en resultados reales, no en rumores.

Pensar ágilmente

Un cambio importante en el algoritmo es un momento perfecto para la prueba de hipótesis. Se pueden hacer algunos experimentos seguros para fallar, ver qué funciona y qué no. Un equipo de marketing ágil puede empezar con un solo canal social y obtener una comprensión mucho más profunda de cómo debe adaptarse su contenido.

Crecer a partir de los cambios

Adaptarse y no morir. Cuando el alcance orgánico disminuye, la respuesta es aumentar la frecuencia. Eso ayudó un poco. En redes sociales todo se trata de compartir y mejorar la interacción. Se tiene que hacer algo para mencionar y compartir de forma más importante. Eso ayudó mucho.

Reflexionar

Se tiene que enfrentar el cambio de frente. La solución es contar con diversos métodos para llegar a la audiencia a través del contenido: SEO, plataformas sociales, SEM, medios de pago, correo electrónico, asociaciones, etc.

Al ser elementos esenciales de la distribución de contenido, se puede tomar durante las primeras semanas y prestar atención a lo que esta causando.

¿Alguien quiere pensar en las pruebas?

Hacer una medición en particular, por medio de los indicadores clave de rendimiento ayudar a contrarrestar los efectos negativos del algoritmo. Así es como afecta las acciones deseadas. A veces resulta necesario realizar algunas pruebas A/B para ver si se están maximizando los cambios favorables.

Exploración

Una vez que tengas una idea de qué está cambiando y por qué, identificar los vacíos que existen en la estrategia o donde puede que no haya una coincidencia de uno a uno con la ejecución, resulta necesario para hacer los ajustes correspondientes.

Haz una investigación

Reaccionar a los cambios a medida que ocurren es una forma segura de ir al abismo. Debes saber lo que le gusta a la audiencia de manera continua y hacerlo de una manera disciplinada. Es decir, no se tienen que atender todas las tendencias. También hay que saber ejecutarlo.