Califican a este comercial como el más perverso del año

Internacional.- No hay antecedentes recientes de un comercial que genere tanto rechazo como éste de Sojasun que compara, con un experimento en un comedor de una escuela, el interés de los niños por la verdura y el producto de la marca.

“Un producto altamente procesado, con una cantidad considerable de azúcar y presentado en llamativos vasitos de colores versus una cantidad ingente y sosa de verdura sobrecocida y preparada de la manera más descorazonadora imaginable”. Así comienza un artículo de El País firmado por el nutricionista Juan Revenga Frauca y que se titula con esta pregunta: ¿El anuncio más perverso del año?

Si no es el más perverso del año, al menos está en franca competencia, porque se trata de un spot que está generando el mismo rechazo en las redes como el que provocó al medio español a escribir la nota. Ver Pruebas a ciegas, la estrategia que sigue vigente

El comercial (La Prueba) muestra a modo de experimento, a un grupo de niños a los que les ofrecen como almuerzo, primero, un grupo de verduras presentadas de manera espantosa, “de la forma más repulsiva posible”, dice El País.

sojasun-3
Primero, las verduras.

Luego, como postre, productos de la marca Sojasun. Los niños, por supuesto y como era de esperar, desprecian las verduras y se desesperan (literalmente) por los yogures. Ver Estrategia de marketing de experiencias

sojasun-1
Cuando llega el postre.

Y el periodista/nutricionista carga contra marketeros y publicistas. “A comer se la daría yo a los publicitarios y especialistas de marketing que idearon el video –la agencia Shackleton–, y a los directivos de Sojasun que la autorizaron, también. Que les cunda”, dice en el artículo que tiene decenas de comentarios.

Ahora mira el spot y saca tus propias conclusiones.