• La mercancía de McDonald’s está disponible también en una tienda física en Estados Unidos

  • Para estos productos promocionales, los precios rondan entre 12 y hasta 65 dólares

  • En total, la empresa puso a disposición de sus fans unos 20 artículos diferentes

Hay muchas herramientas a disposición de las empresas para reforzar la lealtad de la gente hacia su marca. Contar historias inspiradoras, como lo hace Nike, permite a la audiencia tener una conexión más profunda con las empresas. Las redes sociales, gracias a la interacción que habilitan, también son una importante técnica para la gran mayoría de las compañías. Pero pocas técnicas tienen el impacto de uno de los trucos más viejos en marketing: la mercancía.

Los productos promocionales tienen muchos años como una de las estrategias más básicas de marketing al alcance de las empresas. Sin embargo, continúan siendo populares por su alta efectividad. Según We Are Promotional, logra estrechar las relaciones al forjar un sentido de compromiso entre la marca y los clientes. Inkwell apunta que ayuda a las compañías a resaltar encima de sus rivales. Por su parte, eTN cree que la mercancía además tiene un bajo costo.

Por supuesto, la mayor parte de la mercancía que utilizan las empresas se regalan directo a los consumidores. Es en parte por esta característica que es efectiva: a la gente le encanta todo lo que sea gratis. Sin embargo, Más de una compañía ha conseguido desarrollar una audiencia realmente leal y fervientemente fanática. En estos casos, la creación de branded products deja de ser una cuestión totalmente de marketing. Incluso pasa a ser una oportunidad de negocio.

McDonald’s lanza nueva tienda de mercancía

Según AdAge, la cadena de comida rápida más valiosa del mundo acaba de presentar una nueva línea de mercancía, justo a tiempo para la Navidad. A través de la tienda en línea Golden Archs Unlimited, la empresa está vendiendo una serie de productos inspirados en sus papas fritas y hamburguesas. Entre los elementos más vistosos del catálogo, se cuentan calcetines, bolsas de tela, paraguas, suéteres, gorritos de invierno, pines y hasta artículos para el cabello.


Notas relacionadas


De acuerdo con Colin Mitchell, vicepresidente senior de marketing de McDonald’s, la idea de la mercancía surge de un evento de la marca donde muchos de estos artículos se agotaron. Asimismo, apunta que el objetivo detrás de la iniciativa es llegar a la “generación Instagram” y darles “productos distintivos con los que puedan desplegar su fanatismo”. También reafirmó que se busca que todos los compradores se vuelvan verdaderos embajadores de la empresa.

Un doble beneficio para las marcas

Por supuesto, McDonald’s no es ni de casualidad la primera compañía que está dispuesta a vender sus productos promocionales a la población. Dunkin presentó, también para esta Navidad, algunas velas con olor a donas y café. En septiembre, el boxeador Manny Pacquiao presentó un curioso proyecto de criptomonedas para dejar a sus fans comprar su mercancía. También desde hace años que parte de los ingresos de los equipos vienen de este negocio.

Lo cierto es que este tipo de estrategias representan un ganar ganar para las marcas. De por sí la mercancía, cuando es gratuita, permite a las empresas lograr una conexión mucho más profunda con los consumidores. Al agregarle una etiqueta de precio adicional, no solo se genera una fuente de ingresos adicional para las compañías. También se le logra dar un mayor sentido de exclusividad y calidad adicional a este tipo de productos promocionales.

Así pues, las marcas deberían considerar vender mercancía, sin importar el giro de su negocio. Por supuesto, tal vez no sea recomendable aventurarse a llevar a cabo estrategias con una catálogo de productos tan agresivo como el de McDonald’s. Sin embargo, valdría la pena lanzar algunos productos piloto para medir la reacción del público. Así, se puede empezar a crear un público de fanáticos al tiempo que se incrementan las ganancias sin mucho riesgo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299