El buyer persona: 4 tips para definirlo

Internacional.- La definición del público objetivo de una campaña de marketing puede suponer una tarea ardua. Sin embargo, el asunto se complica mucho más al establecer el buyer persona, que implica ir un paso más allá. En una primera aproximación a este concepto, podríamos destacar que el buyer persona es una herramienta imprescindible para asegurar el éxito de una estrategia de marketing de contenidos.

Notas relacionadas:
¿Sabes qué es el “Buyer Persona”?
¿Sabes en qué consiste el ciclo de compra o “buyer journey?
¿Qué es el ‘content mapping’? 3 definiciones

Los buyer personas tienen que ver con los clientes ideales a los que una marca se dirige y que poseen características y personalidades propias. Se trata de un ente más concreto que ya no es simplemente un segmento de población.

Desde Hoyreka!, compañía especializada en marketing de contenidos digitales, ofrecen las 4 claves para establecer el buyer persona.

1.- Personalización. Lo primero que hay que hacer para definir el buyer persona es personalizarlo, ponerle nombre. En este punto, es necesario pararse a pensar si este estudia o trabaja, si tiene familia o no, etc.

2.- Determinar demografía. De la misma forma en la que procederíamos a la hora de definir el target, hay que determinar las cualidades demográficas (edad, sexo, población, etc.), aunque, eso sí, concretando al máximo. No es limitarse a decir si vive en España o si tiene más de 20 años; mejor, especificar si vive en Madrid o en Barcelona o si tiene entre 20 y 25 años.

3.- Determinar preferencias. Pregúntate ¿qué le gusta hacer en su tiempo libre? Si prefiere ir al cine o ver una película en casa, con quién le gusta salir, a dónde…

4.- Determinar necesidades. Después de elaborar el perfil, es el turno de definir las necesidades del buyer persona. Así será más fácil averiguar cómo se pueden satisfacer con los productos y contenidos que ofreces.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299