¿Buscas aumentar la visibilidad en internet de tu negocio? Estas son las claves

claves para presencia en internet
claves para presencia en internet

Estar en internet es una necesidad para las empresas actualmente, esa presencia online se ha convertido para usuarios y consumidores en una especia de ‘garantía’ de la ‘solidez’ de esos negocios, además de una creciente forma de comunicación y de acceso a los servicios y productos.

Para las empresas, por su parte, se han abierto un mundo de posibilidades que deben ser gestionadas con conocimiento y aertividad si desean ser reconocidas además de aumentar y mantener a sus clientes.

No basta con tener presencia online, porque los demás la tienen, se debe ‘estar’ bajo las premisas adecuadas para que sea realmente efectiva como canal de visibilidad.

Según explica Macarena Vayá, directora general de Sortlist España, “Las reglas del mercado han cambiado. Si una empresa quiere tener clientes y vender su producto o servicio, tiene que estar en internet con un posicionamiento estudiado y cuidado”.

Esta serie de ‘reglas’ valen para cualquier organización, sin importar su tamaño, como se puede apreciar en las cuatro claves elaboradas desde Sortlist para mejorar su visibilidad online de marcas y empresas:

  1. Establecer y ceñirse a una estrategia SEO: El primer paso debe ser someterse a una auditoría SEO. “Con ella, la empresa descubrirá si aparece entre los primeros resultados al buscar palabras relacionadas con el negocio o si, por el contrario,

su competencia está por encima.” Después de conocer la situación, lo que se aconseja para mejorar el posicionamiento en los buscadores según Sortlist es:

  • Crear URLs más amigables, títulos más atractivos y una descripción del sitio con las palabras clave.
  • Incluir el certificado SSL en la web. De esta forma, se indica al usuario que es un sitio seguro.
  • Añadir en las imágenes título y texto alternativo.
  • Usar negritas a lo largo del texto.
  1. Mantén actualizado el blog de la web: Si se cuenta con un blog, se debe tener siempre presente que debe estar actualizado de forma constante para que sea efectivo como parte de las herramientas:
  • Se debe publicar contenido original, que aporte algo al lector y que sea atractivo y fácil de leer.
  • Deben tener una regularidad de al menos dos posts por mes.
  • Se deben incluir en los textos los datos de contacto de la empresa, por si los lectores desean saber más o acceder a servicios y productos.
  1. Presencia en redes sociales: “la forma más fácil para posicionar la web de una empresa es hacer uso de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn… Hay que tener en cuenta que en estas redes se encuentran miles de potenciales clientes compartiendo historias y buscando formas de satisfacer sus necesidades. Además, es una manera muy rápida y directa de establecer contacto.” Pero para que las redes sociales sean eficaces, es vital seguir estas dos premisas:
  • Elaborar un estudio sobre cuáles son las publicaciones más efectivas, para poder llegar a sus clientes con contenido que les pueda interesar.
  • Evitar publicar únicamente contenidos comerciales. Las publicaciones deben ser útiles y entretenidas (ej. Cinco formas de cocinar salmón si se tata de un supermercado), no se trata de usarlo solo como canal para promociones u ofertas.
  1. Interactuar con la audiencia: “los clientes tienen que pensar que detrás de la pantalla hay una persona. De esta forma, los usuarios se sentirán más cercanos a la empresa y habrá mejor sincronía.” Para lograrlo, es fundamental:
  • Evitar respuestas automatizadas. La personalización y humanización de las contestaciones es muy necesaria.
  • Utilizar el mismo tono positivo que el interlocutor al dar una respuesta. La idea es que el usuario se vea reflejado en esa comunicación.
  •  Agradecer las opiniones positivas y saber gestionar las negativas.

Es fundamental que si se va a tener presencia online, se dedique tiempo y recursos a que ésta esté actualizada y sea pensada para facilitar la interacción con los usuarios y clientes. Lo contrario, puede terminar resultado contraproducente y socavar la imagen de marca.