Burla al consumidor: estos son los descuentos denunciados por los clientes en El Buen Fin

Buen Fin-Roy Campos-Descuentos
Imagen: Twitter vía @RoyCampos
  • El Buen Fin cumple ocho años de realizarse en México.

  • La meta de ventas para este años está fijada en los 97 mil millones de pesos.

  • Desde las primeras horas de este viernes ya se comenzó a dar el frenesí de ventas.

Este viernes arrancó El Buen Fin en México, una estrategia creada con la finalidad de reactivar la economía fomentando el consumo, mediante promociones, pagos diferidos y precios especiales.

Para esta octava edición que se celebra entre el 16 y 19 de noviembre, las compañías establecimientos y marcas participantes implementarán diversas acciones de marketing como descuentos o, en el caso mexicano, meses sin intereses con tarjetas bancarias.

Es una iniciativa inspirada en el Black Friday o Cyber Monday en Estados Unidos, o el Singles Day en China; el año pasado generó ventas por más de 93 mil millones de pesos, según cifras de la Concanaco Servytur.

Un pequeño error es la diferencia entre promoción efectiva y fallida

Sin embargo, y pese a que ya es una ‘tradición’ que cada año se celebre El Buen Fin, resulta interesante ver que uno dejan de ocurrir errores, principalmente en las cadenas de retail, con precios mal escritos ya que por una coma o punto cambian radicalmente el precio del producto.

O, peor aún, cuando una presunta promoción o descuento termina por superar el precio original, lo que hace que el consumidor se pregunte ¿en dónde está el ahorro o descuento?

Así está ocurriendo en redes sociales, particularmente en Twitter donde se han publicado algunas fotografías con las que los usuarios denuncian descuentos ínfimos de un centavo o en la los productos se venden incluso más caros que antes el Buen Fin.

El riesgo que corren las marcas

Que sucedan estos caso puede acarrear un efecto negativo para los retailers comprometidos, es decir, por cada descuento minúsculo, error en una coma o punto, o que incluso vendan los productos más caros no sólo derivará en la molestia del consumidor que muchas veces se quejará en el punto de venta evidenciando el error y haciéndolo notar a otros consumidor.

También derivaría en el posible no retorno de un cliente. Un reciente estudio realizado por Conecta, revela que el 93 por ciento de los consumidores cree que una experiencia de compra positiva mejora su fidelidad hacia una marca, por lo que una negativa como las referidas en esta nota podrían motivarlos a cambiar de tienda o cadena.

Sin duda, un reto para el servicio y atención al cliente, pues los empleados de las cadenas de retail tendrán la tarea titánica de entender a miles de clientes que acudirán a las tiendas a buscar descuentos o precios bajos.

El problema es que no todas invierten o tienen programas efectivos en el tema. Estimaciones publicadas por Apparel Magazine, indican que a pesar de que gran parte hasta el 90 por ciento de las empresas asegura que la atención al cliente es una prioridad dentro de sus negocios, sólo el 3 por ciento es capaz de generar experiencias positivas para los consumidores.