• Burger King combina el humor, con la publicidad y una causa social en su último anuncio

  • Marcas como Dove, Renault y IKEA buscan proyectar confianza en el consumidor a través de la publicidad

  • Se prevé que la inversión publicitaria a nivel global tenga una contracción superior a los 20 mil mdd

Aunque existe una evidente disminución en la inversión publicitaria a nivel mundial a causa del coronavirus COVID-19, esto no quiere decir que esté congelada por completo, se puede y debe hacer promoción por parte de las marcas y un buen ejemplo de cómo hacerlo es Burger King.

La marca casa de la Whopper ha comenzado a darle un giro a su comunicación retomando la publicidad como un factor que será clave para que la empresa resista la crisis producto de la emergencia de salud global que enfrentamos.

De consumidores a héroes

Se trata de ‘Stay Home of the Whopper’, un anuncio de 30 segundos creado de la mando de la agencia FCB, recuerda el ADN de Burger King imprimiendo cierto humor, combinándolo con esta otra faceta que ha demostrado la marca en los últimos meses, definida por una convicción social.

De tal forma, el spot muestra a una persona acostada en un sofá manipulando su smartphone con cierto semblante de aburrimiento, hartazgo y hasta desánimo. Al mismo tiempo se escucha una vox en off con el mesana:

Tu país necesita que te quedes en tu sofá y ordenes. Haz tu parte y nosotros haremos la nuestra. Ordena a través de la aplicación Burger King y las tarifas de envío corren por nuestra cuenta. Así que quedarse en casa no solo nos hace a todos más seguros, sino que te convierte en un couchpotatriot (algo así como patriota de sofá)”.

Al mismo tiempo, la marca señala las personas se convierten en héroes al pedir su comida desde el sillón. Esto debido a que se compromete a donar Whoppers a enfermeras y a brindar apoyo a la American Nurses Foundation.

De esta forma Burger King busca no sólo estimular el consumo de sus productos, algo esencial para la supervivencia de la compañía de los miles de empleos que sustenta, también busca proyectar un mensaje social y un aporte a la sociedad, igualmente necesario en la actualidad.

Esta es una postura que han tomado otras marcas, como la ejecutada en colaboración entre Renault y AXA, con el apoyo de la agencia de publicidad Publicis Dublin. En su caso, lanzaron la campaña ‘COVID Car Cover’, cuyo objetivo era comunicar las acciones de ambas firmas en favor al combate al coronavirus ofreciendo a los profesionales de la salud en Irlanda a través del préstamos de un automóvil sin costo, así como un seguro por dos meses, con el fin de hacer su viaje a los centros de salud más fácil. O la campaña de Dove llamada ‘Courage Is Beautiful’, que busca hacer un homenaje todos los médicos, enfermeros y demás personal de salud que ahora mismo libra la batalla contra el coronavirus. Ambas, aldeas del mensaje social, ponen en la mente del consumidor sus productos o servicios.

De lo social a la publicidad

Esto es precisamente lo que no deben olvidar las empresas, ejecutar publicidad es sumamente importante en estos tiempos, pero siempre y cuando las acciones vayan respaldadas con el ADN de su marcas.

Sabemos que, de acuerdo a estimaciones de eMarketer, la inversión publicitaria a nivel mundial sufrirá un impacto negativo derivado del COVID-19, pasando de 712 mil 020 millones de dólares proyectados en octubre de 2019, a 691 mil 720 millones estimados en marzo de este año. No obstante, especialistas como Mark Ritson, de Marketing Week, advierten que aquellas marcas que reducen su presupuesto publicitario durante las crisis ven también disminuir sus ventas hasta 3 años después de que se supera el momento de conflicto.

Esto explica y respalda la necesidad de seguir haciendo publicidad, pero debe ser con tacto, sensibilidad y pertinencia. Así lo sustentan los datos encontrados por la edición especial del Barómetro de Confianza elaborado por Edelman, el cual refiere que el 84 por ciento de las personas espera una publicidad centrada en cómo las marcas están ayudando a la sociedad a enfrentar la pandemia, mientras que el 78 por ciento prefiere que estas hablen sobre productos únicamente si demuestran que son conscientes de la crisis.

En el caso de Burger King, debemos destacar que primero se centró en proyectar el mensaje de que se estaba ocupando y preocupando por la seguridad y salud de sus empleados, para después hacerlo hacia el lado externo buscando hacer sentir a los consumidores la confianza de que pueden seguir consumiendo sus productos o recibiendo sus servicios. Ahora, busca estimular el consumo pero sin dejar de lado el aspecto social.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299