Quizá una de las marcas más activas en términos de publicidad durante esta epidemia ha sido Burger King.

La firma ha sido especialmente estratégica en el uso de la creatividad para hacerse cercana a su público meta en tiempos en los que una parte importante de sus locales permanecen cerrados o bien con un número reducido de visitantes.

Marcas activas en medio de contingencia

Muchas compañías han decidido frenar o reducir su presupuesto relacionados con la publicidad, con lo que se espera que la industria registre una cañada importante durante este año.

Estimaciones de eMarketer, apuntan que la inversión publicitaria a nivel mundial sufrirá un impacto negativo derivado del COVID-19, pasando de 712 mil 020 millones de dólares proyectados en octubre de 2019, a 691 mil 720 millones estimados en marzo de este año.

De esta manera, firmas como Coca-Cola o Airbnb han decidido mantener cautela en sus acciones publicitarias en medio de la pandemia. No obstante, otras tantas como P&G, que defienden que es justo este momento en el que más comunicación se debe de generar para estar cerca del consumidor.

Sobre esta línea ha operado Burger King. Cuando menos así lo reveló Fernando Machado, CMO global de Burger King, quien durante su participación en un seminario web realizado por Business Insider, y referido por Warc. destacó que como marcas es momento de participar con ideas que aporten al negocio y que, al mismo tiempo, logren conectar con el consumidor.

“Literalmente nos apoyamos en ideas e ideas que tienen sentido para cada una de las marcas y preguntamos: ¿Esto se relaciona bien con el posicionamiento de la marca?”, dijo al momento que argumentaba que tomar esta postura sería errónea. “Ahora, solo necesitamos ayudar. Ese es el primer cambio en términos de creación de activos y un enfoque de publicidad”, puntualizó.

Burger King censura sus anuncios

Bajo esta premisa pareciera que existe un sin fin de oportunidad para conectar con el consumidor mediante la publicidad y la creatividad, y ahora esta premisa se materializa en la última campaña entregada por la firma.

Burger King decidió autocensurar sus anuncios en Bélgica en una acto que busca entender la necesidad y deseo del consumidor en tiempos de confinamiento.

En aquel mercado, en el que muchos de sus establecimientos se mantienen cerrados, la marca jugó con el deseo de sus clientes por comprar sus productos, mismos que tendrán que esperar pocos días para disfrutar nuevamente de una Whopper.

Se espera que en el mercado belga, Burger King reactive operaciones el próximo 23 de abril cuando menos en el modelo drive-thrus situación que le ha llevado a autocensura sus propios anuncios.

Esta “contracampaña” ha sido gestada por la agencia Buzzman misma que ha decidido enviar un mensaje bloqueando las imágenes de los productos de la cadena con un mensaje irónico sobre el deseo de los clientes por adquirir los productos de la marca en los días previos a la reapertura del servicio.

La intención no es otra más que “evitar cualquier frustración antes del gran día” según la propia agencia creativa.

De esta manera, las imágenes los productos tanto en el sitio web de la marca como en sus redes sociales del mencionado mercado han sido tapadas con banners que enuncian frases como “Reapertura de la unidad muy pronto. Mientras tanto, evitemos cualquier frustración” o “No, de verdad, no tiene sentido lastimarse”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299