Por qué no es bueno basarse sólo en las tendencias para llevar a cabo tu estrategia de marketing

Las tendencias se han convertido en factores claves para ayudarnos a comprender el comportamiento y los gustos que tienen las grandes audiencias y el mercado en general, por lo anterior, las empresas y los responsables del área de marketing especialmente digital han vivido minuto a minuto atentos a los cambios de tendencia, trabajando para que ninguna pase desapercibida.

En los últimos años, las marcas se han esforzado por enfocar sus estrategias al mundo digital, lo que ha generado intentos de prueba y error para detectar la clave de su éxito. Sin embargo, el medio ha cambiado y las empresas deben seguir adaptándose a las nuevas tendencias que se desarrollan continuamente.

Pero después de siempre estar al pendiente de este tipo de detalles nos preguntamos si realmente funciona en las campañas que queremos llevar a cabo. Expertos indican que las marcas tienen que ser capaces de no seguir las tendencias, más bien de estar por delante de ellas, para lograr un mejor resultado al momento de perfilar los clientes.

De acuerdo con la Asociación de Agencias Digitales, el 70 por ciento de las empresas con presencia en Internet monitoriza todo lo que se dice sobre ellas en los medios digitales, que después integran a sus estrategias de negocios. Uno de los principales problemas del uso de las tendencias es que muchos negocios las utilizan de forma errónea perdiendo su potencial y algunas veces hasta evitando el conectar con los clientes.

Sin duda alguna, las compañías deben cambiar su mentalidad para participar con éxito en el futuro. Los vendedores deben explotar su creatividad interior y aprender a amar la tecnología. Para aprovechar las tendencias, es necesario que miren más allá de sus fronteras, especialmente hacia los países más desarrollados en estos medios. Dándose cuenta de que sus técnicas actuales son anticuadas conducirá marcas a nuevas estrategias para el éxito en la próxima década.