Breitling crea una patineta voladora, ¿por qué el lujo se interesa en estos desarrollos?

El mercado de lujo encontró en los relojes una opción con los que han logrado llegar a un segmento de consumidores frente a quienes han crecido marcas, gracias a la reputación con la que cuentan y a la innovación en muchos de los productos que lanzan, debido a la identificación que guardan con los consumidores y la conexión con los valores de las marcas.

Breitling es una marca que a partir de esta innovación patrocinó el diseño de un Flyboard como una estrategia que busca mantenerse al frente de la innovación en el segmento aeronáutico, al que se encuentra asociado debido a que desde su fundación en 1884, es un producto que adquirió fama entre la comunidad de aviadores, debido al desarrollo de productos especializados.

La reputación de las marcas con base en la asociación a mercados o consumidores con que cuentan debido a su uso, nos recuerda a firmas como Omega, como la marca que logró llegar al espacio en la muñeca de los astronautas, haciendo que la compañía alcanzara un valor de marca que la colocó detrás de Rolex (líder del segmento) con tres mil 496 millones de dólares, mientras que la segunda registra un valor de siete mil 252 mdd según proyecciones de Interbrand (2015).

A partir de esta oportunidad, Omega basó una gran parte de su estrategia de marketing en la experiencia que evoca su reputación al haber sido usada en viajes en el espacio con eventos y campañas publicitarias cuyo discurso se basa en la experiencia que evoca.