• De acuerdo con Facebook, esta función de rastreo de apps fue desactivada hace tiempo

  • Los SDK de la red social permiten a las empresas, desde hace tiempo, detectar sus tasas de instalación y eventos in-app

  • Hasta el 89 por ciento de las aplicaciones en el sistema Android solicitan “permisos riesgosos” a los usuarios

Entre las preocupaciones más grandes del entorno tecnológico, destacan los miedos por privacidad. No es sorprendente, dada la cantidad de controversias y escándalos que se han dado a conocer en este ámbito. Por eso, grandes compañías como Google, Facebook e Instagram están tratando de implementar mejores prácticas en sus operaciones de obtención de datos personales. En particular, dentro del entorno de las aplicaciones móviles (apps).

De hecho, estos programas suelen estar involucrados en los peores escándalos de violación de privacidad de todo el mundo. No es una sorpresa siendo que, como apunta Statista, hasta el 75 por ciento de las apps móviles quieren acceso a datos personales de los usuarios. En cifras de Symantec, principalmente se comparte la dirección de correo electrónico y el nombre de usuario. Pero muchas piden también información de localización, acceso a la cámara, etc.

Por lo general, muchos de estos permisos que solicitan las apps están pensados para mejorar sus servicios. Es decir, tener una mejor idea de sus hábitos de consumo y proporcionar una experiencia del usuario más personalizada. Así, La regla general es que solo pueden rastrear lo que la gente hace dentro de su propio software. Detectar lo que se hace en otros programas está fuera del alcance de la mayoría de las compañías. Pero no fuera del alcance de todas.

Facebook sabe cuando borras otras apps

Adweek acaba de reportar que la red social más popular del mundo, por número de usuarios, tenía información detallada sobre mucho de lo que pasaba en los smartphones de la gente. En particular, Facebook podía determinar cuando las personas eliminaban apps de su teléfono, incluso si se trataba de software ajeno a la empresa de Mark Zuckerberg. Algunos documentos oficiales muestran que incluso personas sin un perfil oficial en el sitio podían ser rastreadas.

Esta habilidad es posible a través de los Software Development Kit (SDK) de la compañía. Las extensiones permitían a los desarrolladores aliados a Facebook (y a la red social misma) saber cuando una persona desinstalaba apps de su teléfono. Esto no solo le habría permitido a la empresa de Zuckerberg proporcionar anuncios aún más precisos a sus usuarios. Incluso podría estar en directa violación a términos y condiciones de las tiendas de Apple y Google.

¿Demasiada información en manos de las empresas?

No es la primera vez que una empresa o desarrollador se ve envuelto en una controversia de privacidad específicamente en el entorno mobile. En febrero, se reveló que las apps de marcas como Air Canada, Abercrombie & Fitch y Expedia grababan la pantalla de sus usuarios sin permiso. Apple se vio envuelta en un escándalo de privacidad en julio pasado luego que se descubrió que también expertos humanos revisaban grabaciones de Siri con regularidad.

Lo cierto es que, por desgracia, este tipo de prácticas no son poco frecuentes en el entorno móvil. Como menciona Adweek, una investigación publicada por Bloomberg hace casi un año mostró que empresas como AppsFlyer, Localytics y CleverTap ofrecen estos rastreadores a las marcas. Por supuesto, el que sea una práctica frecuente no significa que no sea perturbador para una parte de la población. Así que se trata más de una cuestión de leyes y regulaciones.

No es sorpresa que muchos gobiernos buscan establecer medidas mucho más estrictas con las empresas de tecnología para prevenir prácticas que invadan demasiado la privacidad. Lo anterior también incluirá las actividades que se realicen dentro de las apps y el entorno móvil. En este sentido, sería crucial que las marcas desarrollen por sí mismas un mejor sistema para dar servicios más exactos a los usuarios. Si no, es claro que se les obligará tarde o temprano.

loading...