Bomberos posan desnudos en una campaña en señal de protesta

Los bomberos voluntarios de San Roque González-Tavapy, una pequeña ciudad de Paraguay, se fotografiaron desnudos para un calendario para protestar contra el Estado. “Necesitamos fondos, estamos desamparados, sin nada encima”, dicen.

Captura de video.

“Estoy desnudo en esta imagen para gritar a los cuatro vientos cómo nos tiene el Estado: en bolas”. Esa es la frase que aparece en cada una de las fotos del calendario 2019 del que son parte un grupo de bomberos voluntarios de la localidad de San Roque González-Tavapy, en Paraguay.

Los bomberos decidieron sacarse la ropa para el calendario en señal de protesta porque no reciben desde el Estado el apoyo necesario para poder llevar adelante su actividad.

La idea es recaudar con la venta de los calendarios y, así, sumar algo del dinero que les hace falta.


La estrategia de posar desnudos llamó la atención de los grandes medios paraguayos y de los países vecinos, generando que se pusiera en boca de la opinión pública el tema del financiamiento de esas organizaciones.

Las imágenes no iban a ser compartidas hasta que saliera el calendario a la venta, a finales de enero, pero se filtraron a la prensa antes.

Así describe ABC Color a algunos de los protagonistas del calendario y sus realidades: “Mr. Abril es un periodista, estudiante de derecho y papá, que se cubre las partes pudendas con una motosierra. Mr. Junio, con casco, pero sin ropa, se declara fontanero y papá. Miss Mayo es una mujer de 52 años, maestra jubilada, que apenas muestra los hombros al descubierto subida al clásico camión rojo. Todos son miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Roque González-Tavapy, que apeló a este recurso para recaudar los fondos que no recibe del gobierno y no puede reunir de otra forma”.

La estrategia no es nueva. En 2014, un grupo de personas vestidas de sacerdotes, en descontento con la Iglesia Ortodoxa rusa, lanzó un calendario que mezclaba dos elementos que aseguraban polémica: desnudos y religión.