El 2017 terminó bien para Twitter pues reportó ingresos por 2 mil 443 millones de dólares y alcanzaría los 400 millones de usuarios este año. Sin embargo, su crecimiento podría verse afectado por un boicot.

Hace unos días diversas compañías del tamaño de Facebook, Apple y Spotify eliminaron cuentas o contenidos relacionados el presentador estadounidense Alex Jones y su sitio su página web Inforwars.

Ambos casos están relacionados con fake news. Alex Jones está relacionado con un discurso que versa sobre temas consagratorios, como cuando en 2001 sostuvo que los ataques en Nueva York y Washington fueron organizados por el gobierno y recientemente ha sido relacionaos con mensajes de odio.

Sin embargo, Twitter no lo hizo, hasta que Jones incumplió las normas de Periscope, entonces sí suspendieron su cuenta temporalmente, luego de que el teórico de la conspiración tuiteara un enlace a un video que pedía a los seguidores que alistaran sus “rifles de batalla” y se prepararan para “actuar contra el enemigo”.

Pero eso no es suficiente para los usuarios de la plataforma, por lo que idearon un boicot para ejercer mayor presión. Miles de usuarios bloquearon cientos de cuentas asociadas a marcas como Nike, Pepsi y Uber, en un esfuerzo por presionar a la plataforma de medios sociales para que prohíba permanentemente al teórico de la conspiración de extrema derecha Alex Jones.

Las firmas se ven afectadas por esta actividad inusual, lo que deriva al final en las finanzas de Twitter porque no resulta redituable invertir en un perfil al que los usuarios no accederán intencionalmente.

Aunado a esto, los usuarios en cuestión han creado un movimiento llamado #DeactiDay o “Día de la Desactivación”, llamando en redes sociales a desactivar sus cuentas por al menos 30 días a partir de este viernes 17 de agosto del 2018.

Esto también resulta en un número menor de consumidores a quienes llegar por medio de la plataforma de los 280 caracteres, por lo que Twitter estará presionada hasta emitir una acción definitiva.

loading...