x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Boeing prueba su primer vehículo volador ¿inicia la era que prometió Back to the Future?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El futuro de la ciencia ficción nos prometió que los automóviles volarían y aunque está mostrando avances, este segmento sigue en desarrollo.
  • Boeing presentó su automóvil volador, el cual superó las primeras pruebas.

  • El primer vuelo del prototipo fue en Manassas (Virginia), a unos 50 kilómetros de Washington.

  • Otras empresas han presentado sus propios diseños, algunos con fecha de entrega para 2019 y 2020.

El 2015 ya pasó, y hablo de ese año porque fue en el que la película Back to the Future II (Volver al Futuro II), de Robert Zemeckis y Steven Spielberg, nos prometía que los autos volaban, junto con una serie de predicciones tecnológicas que sí se cumplieron más allá de lo que pensábamos.

Sin embargo, un poco lejos de lo prometido Boeing anunció este miércoles su primer vehículo aéreo autónomo de pasajeros, un aparato eléctrico de despegue y aterrizaje vertical.

El primer vuelo del prototipo fue en Manassas (Virginia), a unos 50 kilómetros de Washington, informó la compañía en un comunicado.

El programa de Boeing NeXt, que lidera los esfuerzos en movilidad aérea urbana de la compañía aeronáutica, ha diseñado y desarrollado el vehículo autónomo a través de Aurora Flight Sciences, filial de Boeing, y seguirá haciendo pruebas para mejorar la seguridad y la fiabilidad de esta modalidad de transporte aéreo.

El vehículo eléctrico de pasajeros con despegue y aterrizaje vertical, de 9.14 metros de alto y 8.53 de ancho, tiene un alcance de diseño de hasta 80 kilómetros.

En el vuelo de prueba, el prototipo completó el proceso controlado de despegue, suspensión en el aire y aterrizaje, al tiempo que se pusieron en funcionamiento las funciones autónomas del vehículo y los sistemas de control en tierra.

En los futuros vuelos se probará el vuelo hacia adelante y también la fase de transición entre los modos de vuelo vertical y hacia adelante, considerado el mayor reto de ingeniería en cualquier avión de despegue y aterrizaje vertical de alta velocidad.

La competencia por ganar los cielos

En marzo de 2018, la empresa holandesa PAL-V presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra el PAL- V Liberty, un coche volador que ya ha empezado a comercializarse –con precios que oscilan entre los 300 mil y los 470 mil dólares según el modelo– y que se entregará a partir de 2019.

El PAL-V Liberty es un vehículo de tres ruedas y del tamaño de un coche convencional. Cuenta con una hélice desplegable cuya forma de propulsión se basa en dos motores de avión, alimentados con gasolina.

El Liberty, según afirma la compañía, cumple con la normativa tanto de coches como de aeronaves en Europa y Estados Unidos y podrá ser pilotado por carretera y por aire –previa adquisición de una licencia de piloto–. Un sueño hecho realidad para todo niño que alguna vez jugó con el capitán Duke o Storm Shadow.

El Liberty, sin embargo, no puede hacer despegue y aterrizaje verticales, para lo cual necesita una distancia de unos 100-160 metros. El despegue vertical es lo que pretende la compañía estadounidense Terrafugia  –recientemente adquirida por la empresa china Geely– con su prototipo TF X.

Terrafugia ya tiene experiencia en este tipo de vehículos: en 2012 presentó Transición, su primer coche volador –aunque sería más correcto llamarle «avioneta con las alas desplegables que puede circular por carretera»–.

Rolls Royce no se quiere quedar atrás. Una de las compañías más importantes en la fabricación de vehículos y motores de aviones presentó en julio de 2018 un modelo que surcará los aires: el EVTOL (Electric Vertical Take-Off and Landing).

Fue durante el Salón Aeronáutico celebrado en Farnbough, en Inglaterra, sede de la compañía, cuando se anunció este vehículo híbrido eléctrico que tendrá una turbina de gas que trabajará con motor eléctrico.

El nuevo modelo de Rolls Royce promete adaptarse a varias industrias del transporte, entre ellas, público, privado, de mercancías e incluso para cuestiones militares. Y aunque es por el momento un modelo conceptual, no se descarta que para el año 2020 la compañía comience a comercializarlo con la introducción de un modelo comercial.

La llegada de EVTOL se espera para el 2020. Tendrá la capacidad de transportar hasta cinco pasajeros.

El sistema de EVTOL será sorprendente. Gracias a su propulsión híbrida basada en el motor aeronáutico Rolls-Royce M250, su sistema de propulsión híbrida y a sus seis motores de propulsión/elevación, podrá transportar de 4 a 5 pasajeros a una velocidad de hasta 400 km/ h y tener una autonomía de 800 km.

La experiencia de Rolls Royce como fabricante de motores de aviones le da certeza en su intervención en el campo de automóviles voladores. Cada componente del nuevo EVTOL, en especial su motor, están pensados con la más alta gama y tecnología de la empresa.

El año 2020 será un año interesante, ya que un mercado tan futurista como el de los autos voladores busca hacerle competencia a otro subsegmento del ramo automotriz, como el de los vehículos eléctricos o el de los autónomos que buscan llegar a su máximo desarrollo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados