BMW presentó el auto negro “más negro del mundo” de edición limitada

Las ediciones especiales siguen teniendo su atractivo y generando buenos resultados en las estrategias de mercadotecnia. BMW y su X6 "más negro del mundo".

  • Las ediciones limitadas son un recurso que sigue vigente en mercadotecnia

  • BMW usó nanotecnología Vantablack para ofrecer una versión especial de su X6

  • “Enfatiza su aspecto y la hace hace ver particularmente amenazante”, dijo uno de sus diseñadores

El lanzamiento de productos de edición limitada es una vieja estrategia para fidelizar clientes que la mayoría de las grandes marcas, a su tiempo, siempre utilizan.

Esta herramienta de mercadotecnia es tan antigua como efectiva (si se aplica bien) para afianzar una marca en un mercado o, también, para avanzar hacia públicos nuevos.

El diseño de un empaque diferente, un sabor excepcional, un color diferente a los tradicionales, asociaciones con otras marcas, son opciones a las que se suelen apelar a la hora de pensar las ediciones limitadas de un producto.

Un ejemplo interesante es este último de BMW (las fabricantes de automóviles suelen apelar habitualmente a este tipo de estrategias), que lanzó una versión (de edición limitada, claro) de su coupé X6: está pintada con un spray con el pigmento calificado como “el negro más negro del mundo”.

La tecnología Vantablack, desarrollada por Surrey NanoSystems, se basa en que absorbe más del 99 por ciento de la luz. El desarrollo de la estrategia se hizo en colaboración con la agencia creativa Levitation 29.

Según la marca de automóviles alemana, la BMW VBX6 es el “primer y único vehículo en el mundo” que cuenta con un recubrimiento Vantablack VBx2, que elimina casi por completo todos los reflejos.

Los derechos del pigmento Vantablack original son propiedad del artista Anish Kapoor, y el recubrimiento VBx2 es un material ligeramente diferente, porque en este caso se suspendió en una solución que permite rociarlo en áreas más grandes y que le otorga un mínimo del uno por ciento de brillo.

Su capacidad para absorber más del 99 por ciento de la luz hace que el ojo humano perciba a Vantablack como bidimensional. El cerebro lo interpreta como algo “similar a mirar dentro de un agujero o vacío”, dicen en Dezeen.

Recubierto en este negro, el BMW VBX6 parece perder su forma tridimensional, incluidas la mayoría de las características distintivas del automóvil, como sus faros y la parrilla delantera. “Tiene una reflectancia hemisférica total del uno por ciento”, explican desde BMW. “Nos dimos cuenta de que no habría funcionado si hubiéramos puesto el material original de Vantablack, ya que al verlo se habría perdido todo sentido de la tridimensionalidad”, explicó Ben Jensen, inventor de Vantablack y fundador de Surrey NanoSystems.

“Internamente, solemos referirnos al BMW X6 como ‘La Bestia'”, dijo Hussein Al Attar, diseñador del BMW X6. “El acabado Vantablack VBx2 enfatiza este aspecto y lo hace ver particularmente amenazante”, agregó, según Machable.

La historia negra de la pintura que usó BMW

El artista británico Anish Kapoor adquirió los derechos exclusivos del pigmento Vantablack en 2016, por lo que es la única persona en el mundo que puede pintar con este color.

Esto llevó a una disputa con Stuart Semple, quien creó su propia versión del “blackest-black”, que está disponible para cualquiera, que no sea Kapoor.

Desarrollado inicialmente para el recubrimiento de dispositivos espaciales, Vantablack se compone de una serie de tubos microscópicos verticales aproximadamente 5.000 veces más delgados que un cabello humano.