Bluetiful, así llamó Crayola a su nuevo color

Crayola se colocó entre las 20 marcas preferidas por el mercado infantil dentro de Estados Unidos, esto de acuerdo con Smarty Pants.

Las estrategias promocionales que emprenden las marcas han buscado en todo momento cumplir con pautas creativas, que se han establecido a partir de la oportunidad que encuentran las marcas para tener un lazo comercial con los integrantes del mercado.

Desde esta comunicación, las marcas han redactado un largo libro de lecciones, que sirven como referencia para los mercadólogos, al momento de comunicarse con el mercado.

Con este interés, el mercado ha podido construir una interesante gama de acciones, que han llevado a la industria a convertirse en una importante referencia al momento de encontrar nuevas formas de comunicarse con los consumidores.

Con esta nueva pauta de comunicación con el mercado, las marcas han dejado las formalidades y entrado a un esquema donde la creatividad ha convertido a ciertas agencias en referentes para la industria, al momento de lanzar productos, renovarlos o anunciar colaboraciones.

Un ejemplo que llama nuestra atención lo protagonizó recientemente Crayola al nombrar su nuevo color azul como “Bluetiful”, resultado de una extensa campaña que comenzó con la creación científica del color y posteriormente su promoción, como una forma de ofrecer experiencias al consumidor, como el infantil, en un momento en que la marca se encuentra entre las 20 preferidas de este segmento, según un estudio aplicado en Estados Unidos por Smarty Pants.

Otras marcas que han generado expectativa a través de su estrategia de promoción han sido Monopoly, luego de que sacó de sus juegos el token en forma de dedal y la acción se convirtió en una importante acción con la que lograron impactar en una industria donde la venta de juguetes en mercados como el estadounidense, ha escalado en 20 por ciento entre 2015 y 2016, según proyecciones de NPD Group.

Este tipo de acciones promueven la interacción entre consumidores y marcas, para lograr generar productos que sean aceptados por el mercado. Lograr la adaptación a las necesidades y preferencias de un producto, convierte a las redes sociales en una plataforma donde las marcas logran esta comunicación constante con los consumidores y la inversión en marketing digital obtiene un retorno, planteando patrones estratégicos con los que se busca generar mayor empatía.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299