¿Qué es Black Hat Social Media y qué prácticas debes evitar para no desarrollarlo?

¿Qué es Black Hat Social Media y qué prácticas debes evitar para no desarrollarlo?
  • Evitar el Black Hat Social Media sin duda es un buen paso en la dirección correcta a la obtención de resultados.

  • Acciones como el spamming o el posteo en espejo son parte del Black Hat Social Media.

  • Lee: Técnicas más comunes del Black Hat SEO.

En el mundo digital existen acciones que pueden verse tentadoras para las marcas o empresas que buscan resultados rápidos, sin embargo, algunas de ellas pueden ser de alto riesgo por las consecuencias que pueden traer. En esta ocasión hablaremos del Black Hat Social Media y por qué deberías evitarlo.

¿Qué es Black Hat Social Media?

Antes de pasar a la definición de este concepto, es necesario saber qué es “Black Hat”, y para ponerlo de forma simple, se trata de un término que surge hace referencia a un tipo de hackers, un tipo que se aprovecha de la seguridad de la computadora por pocas razones más allá de la malicia o para beneficio personal. Con esa idea surgen conceptos como el de Black Hat SEO, el cual hace referencia a las técnicas y tácticas que tienen como fin mejorar la posición en los rankings en los motores de búsqueda valiéndose de métodos que salen de los lineamientos o términos de servicio establecidos por los motores de búsqueda; y surge el concepto que hoy veremos aquí, el de Black Hat Social Media.

Black Hat Social Media, en un sentido similar al Black Hat SEO, hace referencia a el intento de utilizar alguna plataforma de redes sociales para obtener cierta clase de beneficio haciendo uso de métodos que rompen con los lineamientos establecidos por las distintas plataformas de redes sociales.

La práctica se considera inadecuada pues tiene al menos 2 consecuencias importantes, estas son:

  1. Arruinar la reputación: Si la comunidad que has formado se da cuenta que empleas acciones de Black Hat Social Media es mejor que te despidas de ella. Las personas generan interacciones con las marcas basadas en la verdad y en la confianza.
  2. Limitar los resultados: Debido a las acciones que implica, y veremos más adelante, el Black Hat Social Media realmente no habrá un impacto real en los resultados de la cuenta de redes sociales, en los resultados de marketing o en los resultados del negocio. De nada servirá tratar de impresionar al mundo con números que distan mucho de la realidad.

Para evitar caer en las prácticas del Black Hat Social Media solo es necesario tener sentido común y conocer las prácticas que se deben evitar. ¿cuáles son esas?, a continuación te las compartimos.

Prácticas de Black Hat Social Media que debes evitar

Según lo refiere información compartida por Hootsuite, existen al menos 5 prácticas que caen dentro del concepto de Black Hat Social Media, estas son:

  • Compra de seguidores

Tal como se lee, esta práctica se refiere a la adquisición de seguidores falsos o bots para inflar los números de la cuenta, al menos en la cantidad de seguidores.

Resulta conveniente evitar esta práctica pues representa niveles más bajos de engagement ya que no se trata de personas realmente interesadas en lo que vendes o dispuestas a interactuar. Además, con esta práctica la reputación puede sufrir pues la gente ve esto como una práctica desesperada por querer parecer más relevante y finalmente puede llegar a darse cuenta de que se trata de seguidores falsos, muchos de los perfiles de esta naturaleza comparten características en común, como falta de tweets, biografías genéricas, falta de imagen de perfil, etc.

En lugar de optar por la compra de seguidores, las marcas en redes sociales deben prestar atención elementos más importantes, como el engagement y a partir de ello construir una comunidad de personas que realmente estén interesadas en tu producto o servicio, enfocarse en seguir a personas relevantes y proveer valor para los seguidores.

  • Posteo en espejo

Esta práctica de Black Hat Social Media consiste en compartir exactamente los mismos mensajes en las distintas redes sociales, ya sea Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn u otras. Aunque esta práctica puede ser de gran ayuda para mantener activos los perfiles y ahorrar tiempo, es recomendable evitarla.

¿Por qué se debe evitar?, en primer lugar porque al hacerlo es como poner textos en el traductor de Google, recorre el riesgo de que se obtengan resultados extraños que luzcan descuidados y carentes de intención alguna. Por otra parte, debes saber que cada red social tiene distintas características para las cuales la longitud de los mensajes, el formato de las imágenes y el vocabulario cambian. Publicar lo mismo en todos los espacios puede provocar que generes mensajes confusos, como pedir a la comunidad que te de un retuit en Instagram.

En lugar de hacer el posteo en espejo, es ideal hacer que el contenido para redes sociales suene fluido en el lenguaje de cada plataforma, con ello será posible tener mejores conversaciones con los seguidores que interactuen.

  • Automatización

Se trata del uso de bots para ganar seguidores, conseguir backlinks, ganar “likes” y generar comentarios.

¿Por qué no es conveniente poner en marcha este tipo de automatización?, porque puedes atraer “seguidores” pero cuando la comunidad se de cuenta de lo poco auténticos que son ellos y tu marca, lo que lograrás será que tu comunidad se vaya. Además, obtendrás likes que se convertirán en odio cuando los usuarios descubran la forma en que los consigues.

En lugar de abusar de la automatización como práctica de Black Hat Social Media, considera siempre tratar de conectar con personas reales, en tiempo real y a través de tus propias ideas y pensamientos.

  • Spamming

El spamming consiste en publicar enlaces, en Facebook, Twitter, LinkedIn u otra red social, que sean extraños, irrelevantes o nada relacionados con tu marca o la industria.

Es ideal evitar la práctica pues las personas detestan el spam, si lo generas cambiará su percepción sobre tu marca. En lugar de poner esto en marcha es recomendable que publiques de forma responsable, que seas real, amable, personal y atractivo con las cuentas.

  • Compartir páginas sospechosas

Por último, y como lo indica el título, se trata de compartir páginas sospechas o contenidos que empleen acciones como el estar saturadas de palabras clave, textos ocultos, que recurrieron al intercambio o compra de links o que usan el cloaking.

La única recomendación aquí es no compartir este tipo de páginas pues además también muchas se valen del black hat SEO por lo que la obtención de buenos resultados puede ser incluso más difícil.

Como se puede notar, existen acciones que pueden parecer de lo más normales e inofensivas pero que constituyen prácticas de Black Hat Social Media, evitarlas sin duda es un buen paso en la dirección correcta a la obtención de resultados.