Big Data se puede definir como la gestión y análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden ser tratados de manera convencional y que, con ayuda de la tecnología, generan grandes resultados.

En este sentido, ofrece la posibilidad de hacer ajustes a las estrategias de marketing de marcas y plataformas.

Para ello, IBM reportó que los principales datos analizados para predecir el comportamiento de los consumidores, son las transacciones, Long Data, eventos, e-mails, social media, sensors, entre otros.

Sin embargo, una estrategia de Big Data representa una gran inversión para las empresas, por lo que al final se deciden por otros sectores de la mercadotecnia. Pero, las grandes industrias se benefician de esto de diversas maneras.

Entre los e-retailers el análisis es crucial, como en el caso de Amazon o Walmart, pues les ayuda a identificar eventos antes de que ocurran, tanto el comportamiento de los clientes como del mercado.

Y la industria financiera, la recopilación de grandes volúmenes de datos y su análisis, ayudan a incrementar la detección de fraudes, por medio de la infraestructura adecuada, para detectarlos en tiempo real.

Otro ejemplo radica en el Banco Central de la República Argentina, que analiza comenzar a usar datos relevantes para la planificación de políticas económicas. El dato surge del blog oficial de la entidad, que incluye resúmenes de trabajos de investigación, análisis y notas de opinión de funcionarios del Banco Central, que complementan los informes y publicaciones periódicas de la institución, según dio a conocer El Cronista hace poco.

Big-Data
Imagen: Bigstock

En el caso del deporte, un ejemplo lo da la Major League Baseball. Con 30 equipos y mil 230 partidos en la temporada eran posibles trillones de opciones de planificación, pero con las técnicas de D&A se pudo dar sentido al ingente volumen de datos que había disponibles y extraer el valor que escondían: los insights.

Con ello, durante la temporada 2016-2017, se logró reducir 8.4 por ciento los partidos jugados en días consecutivos; se aumentó 23 por ciento el número de partidos consecutivos sin viajar y se logró que todos los equipos aparecieran en los espacios deportivos de TV al menos una vez, un resultado que nunca se había alcanzado en los años anteriores.

Además, se generó una mejor experiencia para los participantes: jugadores, árbitros, fans y medios de comunicación.

Para todas las industrias el beneficio puede extenderse incluso en el servicio al cliente, clave para la lealtad de los consumidores, en especial en el mundo online. En este terreno, con Big Data se puede recopilar información de diferentes canales y hacer cruces para ofrecer una mejor solución y, así, los usuarios se sentirán más valorados.

Para lograr esto, de acuerdo con la investigación “How to Integrate Data and Analytics into Every Part of Your Organization”, de Harvard Business, una solución para que las compañías consideren los beneficios de Big Data en las grandes industrias, sobre la enorme inversión económica, podría ser iniciar un proyecto piloto, que se aplique a algún aspecto concreto y que se pueda desarrollar en un periodo corto, de cuatro a cinco semanas. Esto derivará en que se arriesguen a implementarla.