Beto O’Rourke quiere ser presidente de EU y su estrategia es copiar la identidad visual a marca de hamburguesas

Las aspiraciones para ser presidente de EU han comenzado de cara a las próximas elecciones que se celebrarán en 2020.

ser presidente de EU
imagen: twitter
  • Las aspiraciones para ser presidente de EU han comenzado de cara a las próximas elecciones que se celebrarán en 2020.

  • Contar con una buena identidad visual es indispensable en campañas políticas, pues así se logra la identificación ante el electorado.

  • Los logos que algunos candidatos estadounidenses han lanzado han sido el centro de la crítica. Un buen caso que lo recuerda es el de Hillary Clinton.

La identidad visual es uno de los fundamentos de los que parte un buen diseño gráfico.

Sin una identidad visual bien definida, es difícil esperar efectivos logos, imagotipos, isotipos y tipografía, que conforman la codificación gráfica de una marca.

Con este precedente tenemos que hablar del nuevo logo de Beto O’Rourke, el aspirante demócrata que busca representar a su partido en la contienda presidencial de 2020.

O’Rourke es un nombre que comenzará a sonar cada vez más en medios, pues se trata de una de las propuestas más fuertes para la contienda presidencial.

Su estrategia de popularidad parece basarse en la polémica, por el logo de su campaña que ha lanzado y que en redes asocian a la identidad visual de la cadena de hamburguesas texana Whataburger’s.

Un mal logo en política

El logo de una campaña política es esencial para lograr hacer clic inmediato con el electorado. Esto lo aprendimos cuando Hillary Clinton fue criticada al lanzar el símbolo de su campaña presidencial.

Durante la campaña en que compitió contra Donald Trump, la demócrata lanzó una ache en alusión a la primera letra de su nombre junto a una flecha.

El apático logo creó confusión entre los electores quienes de inmediato se lanzaron con críticas dentro de redes sociales en contra del logo.

El artista detrás de un logo

La codificación gráfica que las marcas encargan a los profesionales en diseño ha hecho que muchas de ellas acudan a talento con gran experiencia en su desarrollo.

Este fue el caso de Bloomberg, que lanzó una convocatoria para diseñar el logo de las fuerzas espaciales, una descabellada propuesta militar que hizo Donald Trump.

A la convocatoria que fue una mezcla de burla con propuestas muy creativas, se presentó el diseñador de los logos del Tec de Monterrey y Open English, Sagi Haviv.

Haviv propuso un logo en el que aparece una estrella azul con un círculo rojo rodeándola.

null

null