• Bernie Sanders es uno de los suspirantes que mayor atención ha atraído de cara a las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

  • El precio de los tenis ha alcanzado hasta los más de 470 mil dólares en subastas, que han hecho de este accesorio un producto de gran valor.

  • Dentro del mercado deportivo hemos encontrado a marcas como Nike o Adidas, como las de mayor valor por la estrategias de venta de su calzado.

El segmento de tenis se ha solidificado con gran éxito en el mercado no solo de moda sino deportivo, porque son accesorios de gran valor en diseño y en concepto, por lo que se ha abierto una enorme oportunidad para atraer a consumidores.

Un elemento de gran ayuda para entender el valor de estos productos es que se han establecido pautas que han definido elementos que ayudan a entender al consumidor y su papel en el mercado, como lo es a través de su intención de compra de un par de tenis y cómo las marcas detrás de este calzado han encontrado modelos para poder venderlos con resultados exitosos.

Colaborar con personalidades como Kanye West, sacar a subasta extraños modelos o lanzar tenis con etiquetas de Gucci o Louis Vuitton también han sido las estrategias que han hecho de este producto uno muy exitoso en el mercado, sin embargo, también se han hecho de detractores.

Tenemos el caso del suspirante demócrata a la candidatura presidencial de Estados Unidos Bernie Sanders, quien ha declarado su aversión por lo tenis caros.

La declaración la ha hecho en una entrevista y lo que es interesante de observar es que plantea el punto de vista sobre una categoría de productos, de parte de un político que busca ser el presidente de Estados Unidos y desde la experiencia de Donald Trump, que con una simple publicación en Twitter ha afectado a industrias completas, este tipo de posturas no deben de echarse en saco roto.

Estos son los hechos en la declaración que Sanders dio contra los tenis caros durante una entrevista con Desus and Mero:

El presentador enseñó a Sanders tres pares de tenis muy especiales, sobre los cuales le pidió que adivinara el precio de reventa de cada uno de ellos.

La primera selección del suspirante demócrata fue un par de Travis Scott x Air Jordan 1 “Cactus Jacks”, los cuales alcanzan un precio en reventa de mil 500 dólares, lo que superó su estimado que el demócrata hizo de mil dólares.

Ahora lee:

El segundo par de tenis que escogió fueron unos Off-White™ x Air Jordan 1 “Chicagos” y su expectativa de precio de 250 dólares poco alcanzó los cuatro mil 500 dólares que alcanzan en reventa.

Tras darse cuenta del exceso en el precio de este tipo de calzado, Sanders aseguró que a él “no le gustaba la idea de que la gente pagara cuatro mil 500 dólares por tenis”.

El exceso llegó con el tercer par de tenis, cuando Sanders creyó que un par de Nike Air Yeezy 2 “Red October” costaban mil dólares, sin embargo, el precio en reventa es de 11 mil dólares.

Compra tus cubiertas ajustables para zapatos

Hay tres puntos sobre los que las marcas de tenis deben poner atención a lo que Sanders piensa de ellas. El primero es que al demócrata no le gusta la idea de que un par de tenis tenga un costo mayor a los 11 mil dólares.

El segundo elemento que hay que anotar es que el suspirante demócrata cree que el precio ideal de un par de tenis es entre 45 y 50 dólares.

Un tercer elemento que se debe de tener en cuenta, es que New Balance es su marca favorita en la categoría.

El lujo de unos simples tenis

Hay tres elementos que han convertido a los tenis en un producto sumamente exitoso. El primero es que los consumidores los consideran un excelente símbolo de estatus. El segundo es que los consumidores también consideran que se trata de una inversión y el tercero es que estos consumidores también consideran que se trata de piezas llamativas.

El concepto de status es el que han aprovechado las marcas de lujo. Louis Vuitton, Prada, Gucci, Miu Miu o Versace son las marcas que más han explotado esta categoría.

La idea de que se trata de una inversión la ha desarrollado piezas como las diseñadas por Kanye West, que ha hecho de sus tenis, al igual que los creados por Air Jordan, una categoría de culto.

El tercer elemento, donde los consumidores consideran que se trata de piezas llamativas lo encontramos en la colaboración que Arizona Tea lanzó con Adidas, que se convirtió en una de las acciones más polémicas, por la violencia que suscitó su lanzamiento.