BBVA pide a usuarios se olviden de Bancomer; los problemas de cambiar de nombre a las marcas

Imagen de Bigstock
  • El cambio en la dirección de una empresa puede ser uno de los motivos más frecuentes para impulsar un nuevo nombre de marca.

  • Bancomer era el nombre del banco mexicano que fue adquirido hace un par de décadas por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, conglomerado financiero español.

  • La filial mexicana de la institución bancaria de origen español BBVA insta a sus clientes y al público a dejar de lado el término Bancomer.

A través de su sitio web, en redes sociales y por medio de mensajes en radio, la filial mexicana de la institución bancaria de origen español BBVA insta a sus clientes y al público a dejar de lado el término Bancomer.

Bancomer era el nombre del banco mexicano que fue adquirido hace un par de décadas por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, conglomerado financiero español que recientemente concluyó un extendido proceso de rebranding al eliminar el nombre del extinto Bancomer.

Pero sucede que para muchas personas en México sigue siendo común referirse al antiguo nombre y para ello ha sido necesario un despliegue publicitario para recordarle a las personas la nueva denominación de la marca.

Se trata de un esfuerzo frecuente que las estrategia de marketing tienen que prever al momento de desarrollar el rebranding de una marca con profundo arraigo popular.

Como puede verse, el cambio en la dirección de una empresa puede ser uno de los motivos más frecuentes para impulsar un nuevo nombre de marca, pero este proceso debe hacerse de la manera correcta y hacerlo con el debido tiempo para evitar que el consumidor llegue a confundirse y perder confiabilidad en su marca.     

Cómo hacer correctamente este proceso

Para saber cambiar de nombre de marca es fundamental recurrir a un profesional marketing  con la capacidad de acercar al público a tu oferta. Algunas de las acciones necesarias en este proceso son las siguientes.

  • Informar al equipo y personal al interior de la empresa, al público,  proveedores, socios y planta directiva sobre el cambio.
  • Será necesario -como el caso de la trancisión Bancomer-BBVA desarrollar una campaña de marketing informado sobre el cambio.
  • El cambio deberá ser progresivo, la campaña se tendrá que informar desde cuándo se va adoptar el nuevo nombre o marca.
  • Cuando ya existe la nueva denominación, hay que mantener la antigua marca por un tiempo, el necesario para no confundir al público.