Bayer reconoce que no previó el conflicto actual al comprar Monsanto

El presidente de la farmacéutica alemana Bayer dijo que el alcance del litigio derivado del uso de glifosato no era previsible cuando evaluaron la compra de Monsanto.

Imagen: Bayer AG.
Cruz de Bayer en Leverkusen. Imagen: Bayer AG.

Bayer compró la compañía agrícola Monsanto a principios de este año por US$ 63.000 millones. Fue la mayor inversión de su historia y, tal vez, ¿su más grande error?. Al menos se puede pensar esto si se tiene en cuenta que las acciones de la compañía alemana cayeron 10% en 15 días como consecuencia de los juicios que se podrían resolverse en contra.

En Estados Unidos, a comienzos de agosto, un jurado obligó a Monsanto a pagarle US$ 289 millones por daños a un ex jardinero de una escuela, al dictaminar que su cáncer fue causado por el popular herbicida Roundup.

El problema de la victoria legal de Dewayne Johnson, el nombre del ex jardinero, es que se establece un precedente masivo para miles de otros casos que afirman que el herbicida causa el linfoma de Hodgkin.

El caso es el primero de más de 5.000 demandas similares sobre los herbicidas basados ​​en glifosato de la compañía, incluida su marca Roundup, en todo Estados Unidos.

Tranquilos, por ahora

Ante este escenario, la farmacéutica alemana no ve motivos para volver a evaluar los riesgos legales de la compra de la polémica marca.

“La evaluación de seguridad del glifosato no ha cambiado desde el momento de la adquisición. Si eso cambiara y descubriéramos que se omitió algo, actuaremos en consecuencia. Pero ese no es el caso”, dijo el presidente ejecutivo de Bayer, Werner Baumann, según el diario alemán Handelsblatt.

Por otra parte, reconoció que el alcance del litigio actual causado por el glifosato no era previsible cuando Bayer calculó el valor de Monsanto. En el curso de la adquisición, llevamos a cabo el debido análisis como es costumbre en la adquisición de una compañía que cotiza en la bolsa. Por supuesto, también consideramos los riesgos legales. Pero también debe verse que en ese momento, el alcance de las demandas con las que ahora nos enfrentamos no eran previsibles”, dijo al medio alemán.

En declaraciones al diario alemán, Baumann dijo que “nada ha cambiado en la lógica de la adquisición de Monsanto, en el potencial de creación de valor para nuestros accionistas, en el atractivo del mercado agrícola y en los objetivos que ya comunicamos”.

Cáncer y glisofato

Respecto de la relación entre el glifosato y el cáncer, expresó: “La decisión del jurado [de Estados Unidos] contradice la evidencia científica existente y décadas de experiencia práctica y evaluaciones de reguladores en todo el mundo. Todos estos hallazgos, experiencias y evaluaciones confirman que el glifosato es seguro y no causa cáncer”.

“Puedo entender que las personas sean escépticas sobre los agentes químicos en la agricultura. Pero el glifosato es un producto seguro y ha sido uno de los principales contribuyentes a la producción de alimentos de mayor calidad en las últimas décadas. Para nosotros, también, es un producto muy importante. Y lo que se pasa por alto: es básicamente un invento del siglo”, agregó.

En baja

Como está dicho, las acciones de Bayer perdieron más del 10 por ciento desde que se ordenó a Monsanto pagar los 289 millones de dólares. Bayer dijo que apelará el veredicto argumentando que está en desacuerdo con la evidencia científica y las conclusiones de los reguladores.