La tarde de este jueves el Banco de México (Banxico) dio a conocer que recortó la tasa de interés de referencia en 50 puntos base para ubicarla en 5.50 por ciento.

Esta es la cuarta vez que lo hace en lo que va en el año y la octava vez consecutiva. Cabe destacar que, de acuerdo con el organismo, la decisión fue tomada unánimemente por la Junta de Gobierno.

De acuerdo con medios especializados, la tasa de interés del Banxico no se situaba en esos niveles desde diciembre de 2016, cuando el referencial pasó de 5.25 a 5.75 por ciento. La razón por la que se sigue esta tendencia, es debido a los impactos derivados de la pandemia del coronavirus.

Si bien aún se desconocen la magnitud y la duración de las afectaciones ocasionadas por la pandemia, se anticipa que estas se profundicen en el segundo trimestre y den lugar a contracciones importantes en el empleo. Así, las condiciones de holgura continúan ampliándose considerablemente, en un contexto en el que el balance de riesgos para el crecimiento está significativamente sesgado a la baja”, señaló Banxico en un comunicado.

Para el banco central, entre los retos que vislumbra para el futuro inmediato del país, se destaca un débil panorama económico debido al coronavirus y menores presiones inflacionarias. En ese sentido, resaltaron que la conducción de la política monetaria enfrenta “retos derivados de la pandemia” que incluyen la afectación sin precedentes en la actividad económica.

En cuanto a los riesgos para la trayectoria prevista de la inflación, a la baja destacan la importante ampliación en la brecha negativa del producto y los efectos de la reducción en los precios de los energéticos. Al alza, que la depreciación del tipo de cambio sea mayor o más persistente, así como posibles disrupciones en las cadenas de producción y distribución de algunos bienes y servicios”, añadió el organismo.

Las reacciones de los especialistas

La decisión del Banxico fue vista por los especialistas como un movimiento lógico dado el contexto que ha enfrentado el país en los últimos meses, por lo que anticipan que se mantenga una postura similar, por lo menos, lo que resta de este año.

Esperamos que el banco central (de México) se relaje aún más en las próximas reuniones y reduzca la tasa al menos a 4.50 por ciento para fines de 2020 (riesgo cada vez más sesgado hacia un nivel más bajo). Esto aún preservaría un atractivo nivel diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos“, dijo Alberto Ramos, economista en jefe de Goldman Sach, citado por El Financiero.

Esta postura es coincidente lo que Jan señalado en su momento otras entidades. Al respecto, la la Encuesta Citibanamex, para finales de 2020, señala que la tasa de referencia continuará descendiendo hasta 4.75 por ciento y cerraría el próximo año en 4.5 por ciento, según recuerdan desde Expansión, aunque añaden que analistas de BBVA incluso esperan que descienda hasta 3 por ciento, niveles no vistos desde 2014.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299