Banda roba más de 700 kilos de oro imitando a La casa de papel, de Netflix

La casa de papel_Parte 3-Netflix
Imagen: trailer de La casa de papel: Parte 3-Netflix

La industria del entretenimiento suele tener un impacto significativo en las personas, la mayoría de las veces esta se manifiesta a través de vínculos con los fans, pero hay ocasiones en la que su influencia no es lo más positiva posible. Tal es el caso de lo que sucedió en Brasil donde un grupo delictivo realizó un robo que los medios lo están comparando con La casa de Papel.

Esto sucedió en la terminal de carga del Aeropuerto Internacional de São Paulo-Guarulhos, donde un varias personas armadas disfrazados de policías federales, con camionetas imitando a las de la corporación policiaca, muy organizados, despojaron a los empleados de más de 700 kilos de oro, sin realizar ningún disparo.

La responsable de la carga del metal valioso estaba a cargo de la empresa de transporte de valores Brink’s que, de acuerdo con un reporte de la agencia AFP, ha informado que “está colaborando con las autoridades competentes para investigar lo ocurrido”.

Algunas fuentes refieren que el cargamento era de 718 kilos, otras 750 kg, en general se valúa el oro en 30 millones de dólares -se transportaban en maletas cuyo destino era Nueva York y otras ciudades-.

Dada la organización y modo de operar de los delincuentes, desde la prensa se ha comparado este robo con la serie de Netflix, La casa de papel.

El símil por parte de los medios se debe a que en la serie de origen español creada por Álex Pina en 2017, producida por Vancouver Media, cuya historia se centra en una banda de ladrones y su espectacular robo a la Fábrica de Moneda de Madrid.

Una serie emulada

Queda claro que ni los creadores, ni la serie y tampoco Netflix tienen responsabilidad de lo sucedido en Brasil, pero desafortunadamente La casa de papel ha sido emulada por otros grupos delincuenciales para cometer atracos.

Anteriormente fue en Argentina donde autoridades de ese país detuvo a un grupo de presuntos asaltantes que operaban usando indumentarias similares a las de la producción española.

En aquellas ocasiones se debió a que los saltantes usaban máscaras como las caretas de de Salvador Dalí, de la misma forma que sucede en La casa de papel. En el caso brasileño se debió por el modo organizado, la operación y el objetivo.

Una serie de alto impacto

Desafortunadamente la serie de Netflix ha sido reverenciada por momentos no tan positivos, pero esto no quiere decir que sea responsable, es un efecto colateral de su popularidad.

Y, es que La casa de papel se ha convertido en una de las producciones más importantes de la plataforma de streaming; tras la primera y segunda temporada se posicionó como la serie de habla no inglesa más popular de Netflix, fue vista por más de 19 millones de personas.

Hace sólo unas semanas se dio el estreno de la Parte 3, algo que se convirtió en tendencia en redes sociales y, debido a su popularidad ha comenzado a atraer a las marcas.

Un caso destacado es el de Diesel, la marca de apparel, calzado y accesorios de origen italiano generó toda una campaña de marketing para impulsar una línea de roma y accesorios inspirada en La casa de papel. Si la estrategia de la marca es efectiva, podría repetirse y extenderse a otras firmas para la Parte 4 que ya está confirmada por Netflix.