Uno de los momentos más tensos durante el segundo debate presidencial fue el enfrentamiento directo entre Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena, y Ricardo Anaya, aspirante a la presidencia por la coalición Por México al Frente, episodio en el que nuevamente la banca mexicana salieron como argumentos de defensa las marcas Banamex y Bancomer.

El peculiar caso comenzó cuando Obrador hizo referencia a un libro ficticio llamado “Las mentiras de Anaya” con el cual acusó a dicho abanderado de mentiroso.

El ex presidente del PAN no se quedó de brazos cruzados y contestó nombrando a AMLO farsante, al tiempo que hizo referencia sobre los supuestos malos manejos de recursos durante la gestión de Andrés Manuel como gobernante de la Ciudad de México, en donde mencionó que el “buen rendimiento” de la administración reportado en términos de inversiones tuvo que ver con la venta de Banamex y Bancomer.

El hecho desató una serie de comentarios que de manera indirecta metieron a la conversación a dichas firmas, mismas que son duda son dos marcas referentes en el mercado mexicano cuando de la industria bancaria hablamos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299