Durante la tarde de este lunes, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, acusó que un vuelo procedente de México que llegaría a su país a las 18:50 hors. viajaba con 12 personas contagiadas con coronavirus.

El mandatario acusó de irresponsable la decisión del gobierno y demás autoridades mexicanas por permitir que los supuestos doce casos abordaran el vuelo de la Ciudad de México hacia San Salvador.

La respuesta de la aerolínea

Aunque el mandatario no entregó más detalles cio evidencia sobre la acusación, la aerolínea notificó mediante su cuenta de Twitter que cancelaría el vuelo al tiempo que apuntó que ningún pasajero había abordado y que entregaría a sus clientes la información adecuada para evitar malos entendidos.

La postura de la marca no se detuvo en esto. Luego de anunciar la cancelación del viaje, la firma emitió un hilo en Twitter en el que agradeció al presidente de El SAlvador por la información y por alertados sobre los pacientes de COVID-19 que intentaron abordar el vuelo 431 procedente de la Ciudad de México.

En esta comunicación, la firma destacó que gracias a esto “se evitó poner en riesgo a la tripulación, los pasajeros y a más personas. Hemos cancelado ese vuelo y estamos continuamente trabajando con las autoridades de El Salvador y demás países para mejorar los protocolos de sanidad de las operaciones aéreas”.

Las medidas de la marca y sus declaraciones se dan en medio de una acusación que hasta el momento no ha sido comprobada.

De hecho, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, exigió desde su cuenta de Twitter que Bukele entregara más detalles sobre la supuesta docena de pasajeros contagiados que intentaron volar hacia El Salvador.

Sin obtener una respuesta oficial, minutos después el canciller emitió un segundo mensaje en el que aclaraba que las autoridades del aeropuerto habrían valorado a los pasajeros del vuelo de Avianca y no se habría detectado a alguno infectado por coronavirus.

Con la frase “le he informado al Presidente Bukele a quien sé le dará mucho gusto”, Ebrad concluyó su informe.

Las pérdidas para las aerolíneas

Sin una confirmación oficial de estos vuelos la realidad es que para la marca, en menor o mayor medida, la cancelación supuso una pérdida que se suma a los millones de dólares que las aerolíneas han perdido a causa de la pandemia.

Esta semana, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), indicó que las aerolíneas podrían perder hasta 113 mil millones de dólares en ingresos durante este año a causa de la crisis de salud causada por el COVID-19.

De manera puntual, la IATA estimó que los ingresos de las compañías aéreas para el transporte de pasajeros perderán entre 63 mil millones dólares hasta 113,000 millones si la cepa sigue extendiéndose.