Autos que se comuniquen entre sí, la estrategia de Ford para la próxima década

ford
Foto: Bigstock
  • Ford buscará la comunicación entre autos mediante la tecnología C-V2X

  • Con este sistema, los vehículos podrán alertarse sobre peligros en la carretera, hablar con semáforos, entre otras posibilidades

  • El gobierno de EU todavía no ha dado la autorización para implementar el sistema

La armadora estadounidense Ford se encontró entre las cinco firmas más importantes del planeta durante 2018, con un valor de marca de 12.74 mil millones de dólares; la primera posición estuvo en manos de Toyota con 29.99 mil millones, según información de Kantar Millward Brown.

A su vez, la industria automotriz centra sus esfuerzos para la década entrante en la que se espera una revolución en este sector, derivado de la apuesta por los autónomos y los eléctricos e híbridos.

Motivo por el cual, la tecnología será fundamental y para ello, las firmas incluso se encuentran en negociaciones para hacer co-branding en un tema de costos e inversiones.

Según un reporte de Bloomberg, Ford buscaría que para la década entrante los automóviles se comuniquen entre sí, lo que podría reducir las muertes en carreteras, finalizar los embotellamientos e incluso facilitar los pedidos en los servicios de comida rápida por ventanilla. El fabricante anunció que a partir del 2022 equipará a todos sus modelos nuevos de Estados Unidos con tecnología inalámbrica para vehículos conectados.

Se trata del sistema conocido como C-V2X, el cual permitirá que los automóviles de Ford se comuniquen entre sí para alertar sobre los peligros en la carretera, se comuniquen con los semáforos para regular el flujo de tráfico y paguen la factura en forma automática mientras recogen comida rápida.

Controversia.

La iniciativa de Ford, refiere Bloomberg causó revuelo ya que los reguladores de Estados Unidos todavía no dan luz verdes al sistema, el cual se ejecutaría en 5G, la quinta generación de comunicaciones móviles celulares.

EL gobierno del vecino país del norte ha destinado cientos de millones de tecnología WiFi de competencia denominada comunicaciones especializadas de corto alcance, la cual han adoptado General Motors y Toyota.

Por su parte, Ford indicó que trata de acelerar la adopción de C-V2X como la mejor solución para lograr que los autos se comuniquen entre sí.

IHS Markit pronostica que para 2023, las ventas mundiales de autos conectados alcanzarían los 72.5 millones de dólares, lo que representa más de dos tercios de todos los autos vendidos, frente a los 24 millones de 2015.