Autos eléctricos: la estrategia para librarse de las baterías de China, Corea y Japón

No hay proyecto de auto eléctrico posible sin baterías, y Europa lo sabe. Por eso lanzó un fondo multimillonario para el desarrollo de nuevas tecnologías.

  • En China, Corea y Japón están las grandes fabricantes de baterías para autos eléctricos

  • Europa no quiere depender exclusivamente de proveedores asiáticos

  • Por eso, la UE presentó un mega sistema de subsidios por 3.200 millones de euros

En septiembre de 2018, la canciller alemana Angela Merkel lo dijo muy claramente: los autos eléctricos tiene dos problemas, subsidios y baterías.

Sobre el primero de los temas, dijo que si bien es cierto que el segmento de los ecars estaba creciendo a tasas chinas, buena parte de eso era gracias a las exenciones y a los aportes de los estados europeos, y aclaró que esa bonanza no durará para siempre.

En el segundo tema, Merkel hizo un llamado a toda la Unión Europea para que se masificaran de “manera urgente” desarrollo locales de células de batería.

La máxima mandataria de Alemania dijo que estaba “preocupada” porque la industria en Europa compra casi por completo las baterías de fabricantes asiáticos.

“No estoy segura si es algo bueno [los autos eléctricos] si no sabemos qué sucede con la fabricación de estas células. Trataré de impulsar un desarrollo europeo”, dijo Merkel, agregando que no quería confiar plenamente en China, uno de los mayores fabricantes.

Pasó algo más de un año y en la UE tomaron nota: este lunes, presentó un fondo de investigación de 3.200 millones de euros para desarrollar baterías para autos eléctricos.

El proyecto involucrará a siete países de la región y se ejecutará hasta 2031.

autos eléctricos
Foto: Bigstock

¿El objetivo? El que pidió Merkel: de nada servirá el desarrollo de ecars si todas las baterías se deben comprar en Asia.

Los países elegidos son Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Suecia, donde se proporcionará una financiación de hasta 3.200 millones de euros para una serie de proyectos que, según la UE, podría generar además una inversión privada de 5.000 millones de euros más, dice LNC.

Según dijo Margrethe Vestager, vicepresidenta a cargo de la promoción de tecnología en Europa, dijo: “La producción de baterías en Europa es de interés estratégico para nuestra economía, debido a su potencial en términos de movilidad y energía limpias, creación de empleo, sostenibilidad y competitividad”. No mencionó Asia y las palabras de Merkel de 2018, pero está más que claro

El proyecto involucrará, asimismo, a 17 empresas de forma directa, en su mayoría industrias pequeñas y medianas.

Alianzas estratégicas: autos eléctricos + baterías

Las grandes compañías fabricantes de autos están forjando alianzas con productoras de baterías.

Por ejemplo, Toyota, uno de los líderes de la industria, se alió con otro gigante, Panasonic, para formar una empresa conjunta que fabricará baterías para vehículos eléctricos.

Panasonic es uno de los proveedores de baterías más grandes del mundo y compite con los fabricantes surcoreanos igual de poderosos: Samsung SDI y LG Chem.

Toyota también tiene acuerdos con las chinas BYD y Contemporary Amerex Technology.

La semana se conoció que General Motors invertirá más de US$ 2 mil millones junto con LG Chem para desarrollos de acumuladores de energía.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299