CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Audi y las emisiones de gases: Aceptamos la multa, somos responsables

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La automotriz Audi, del Grupo Volkswagen, aceptó pagar una multa de 800 millones de euros por haber trucados sus motores diésel. Afectará sus finanzas.

La marca de automóviles de alta gama, la alemana Audi, filial de Volkswagen, dijo este martes que aceptó pagar una multa de 800 millones de euros (US$ 925 millones) por violaciones relacionadas con los contaminantes que emiten sus motores diésel.

“Audi acepta la multa y al hacerlo, admite responsabilidad”. Ese es el título del comunicado del grupo alemán, en el que también dice que este pago tendrá un impacto negativo en el resultado de 2018 del grupo.

“Teniendo en cuenta este nuevo elemento, el Grupo Audi verá socavados significativamente sus principales indicadores financieros y los rendimientos previstos para el año fiscal 2018”, dijo Audi.

Volkswagen también vería afectadas sus ganancias.

Además de aceptar la multa, Audi dijo que no presentará una apelación, admitiendo su responsabilidad en la falsificación de resultados y de incumplimiento de los requisitos reglamentarios.

A principios de octubre, Volkswagen rescindió el contrato del presidente ejecutivo de Audi, Rupert Stadler, quien está bajo investigación por su presunta participación directa en las decisiones que determinaron el fraude de las emisiones.

El ejecutivo de ventas Bram Schot fue presentado como CEO interino.

El Grupo Volkswagen recibió una multa similar –de 1.000 millones de euros– en junio pasado, cuando la Justicia alemana encontró a la marca culpable de permitir que millones de automóviles salieran a la carretera contaminando más de lo permitido.

Cuando se le impulso esa sanción a VW, los fiscales de Munich dijeron que estaban analizando si imponer multas similares a Audi. Lo que ocurrió ahora.

El escándalo de la manipulación de motores diésel estalló en septiembre de 2015, cuando el gigante automotor Volkswagen fue descubierto por trucar los motores diésel de 11 millones de automóviles en todo el mundo para simular emisiones de gases por debajo de los límites permitidos.

Desde entonces, han salido a la luz irregularidades en otras automotrices que han traído aparejadas más investigaciones judiciales y llamadas a taller ordenadas por las autoridades.

Un cambio que llevará años

El nuevo presidente de Volkswagen, Herbert Diess, quiere lavar la imagen de la marca. En mayo, anunció un cambio de cultura laboral en la empresa para hacerla “más honesta, abierta y seria”.

Diess quiere que el cambio sea radical porque si no lo hace, “no habrá manera de lograr las ambiciosas metas de ventas”, algo clave para mantenerse a la vanguardia de los constructores de autos.

El cambio se hará, dijo, “en paz y con la minuciosidad necesaria”. La fórmula para un éxito económico duradero sólo es posible “con una cultura corporativa saludable”, aseveró.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados